Mundo

Líder republicano en Senado señala: “México no debe pagar el muro”

Mitch McConnell, líder de los republicanos en el Senado, dijo que una barrera física no es la mejor opción para toda la frontera entre los dos países.
Redacción 
09 marzo 2017 12:39 Última actualización 10 marzo 2017 5:0
Mitch McConnell,

El líder republicano expresó si oposición al plan del presidente Obama para normalizar relaciones con Cuba. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El líder de la mayoría republicana en el Senado de EU, Mitch McConnell, descartó ayer que México deba pagar por la construcción del muro fronterizo que pretende levantar el gobierno de Donald Trump.

“Oh, no”, fue la respuesta del legislador ante la pregunta de si México pagaría por la construcción de un muro en la frontera común, durante un foro organizado por el sitio de noticias Político.

McConnell no está convencido de que sea necesaria la construcción de una valla en los tres mil 200 kilómetros de frontera que comparten Estados Unidos y México.

Antes de cuestionamiento de si México pagaría por el proyecto, el senador conservador sugirió que la instalación de un muro no era la mejor opción en algunas partes de la frontera sur.

“Hay algunos lugares en la frontera donde probablemente no es la mejor manera de proteger la frontera… pero el general Kelly sabe lo que está haciendo, el presidente escogió a una persona sobresaliente para estar a cargo de la seguridad nacional y mi sospecha es que vamos a aceptar su consejo”, añadió el senador por Kentucky.

Aunque el presidente Donald Trump no ha vuelto a hacer referencia sobre el pago del muro, desde la conversación que sostuvo con el presidente Enrique Peña Nieto, el 27 de enero, la semana pasada el vicepresidente Mike Pence volvió a poner el tema en la escena pública.

“Vamos a construir el muro. Vamos a aplicar las leyes de este país”, afirmó Pence en una entrevista a la cadena ABC, donde se le recordó que México había declarado que no pagaría. Sin embargo, el vicepresidente reiteró: “Lo hará”.

Respecto al tema de la seguridad en los límites de Estados Unidos, Kelly ha señalado que se requiere de una combinación de barrera, tecnología, recursos humanos, así como más cooperación con México.

Sin embargo, McConnell no es el único republicano que no comparte del todo la propuesta del presidente Trump, y no sólo por la efectividad del mismo, sino por el costo. Entre los escépticos se encuentran los senadores John McCain, de Arizona; John Cornyn, de Texas; James Lankford, de Oklahoma y Lisa Murkowski, de Alaska.

La administración estadounidense ha indicado que pedirá los fondos mediante una erogación aprobada por el Congreso, bajo un posible esquema de fondos de emergencia, recursos que después serían reembolsados por México (de acuerdo con el plan inicial de Trump), a pesar de que el gobierno mexicano ha rechazado toda posibilidad de pagar el muro.

El miércoles pasado, Bloomberg publicó que el mandatario estadounidense planea pedir un préstamo de seis mil 600 millones de dólares al Congreso, sólo para iniciar el proyecto. Hasta el momento se consideran necesarios 21 mil millones de dólares para realizarlo por completo; sin embargo, la administración de Trump sólo ha conseguido 20 millones en los fondos federales para esta tarea.

Así que el presidente Trump no tendrá más que acercarse mucho al Congreso. Si bien los republicanos tienen mayoría en las cámaras de representantes y de senadores, se requiere el apoyo demócrata para aprobar cualquier presupuesto en el Senado, donde el líder de la minoría, Charles Schumer, ha dicho que no apoyarán la erogación de recursos para un muro fronterizo.