Mundo

Líder norcoreano reaparece tras 40 días fuera del reflector

Kim Jong Un, líder de Corea del Norte, apareció en público tras 40 días sin presencia mediática, de acuerdo con la agencia oficial KCNA; su ausencia había despertado rumores sobre su salud o su control del país.
AP
13 octubre 2014 20:55 Última actualización 13 octubre 2014 20:55
Kim Jong Un camina apoyado de un bastón durante su primera aparición pública en 40 años.

Kim Jong Un camina apoyado de un bastón durante su primera aparición pública en 40 días. (AP)

SEUL, Corea del Sur.- Tras 40 días sin apariciones públicas, el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, volvió a presentarse en público.

La agencia oficial de noticias norcoreana, KCNA, informó ya este martes (hora local) que Kim se presentó en el recién construido Wisong Scientists Residential District (Distrito Residencial Wisong para Científicos), donde "dio instrucciones de campo".

La agencia dijo además que, previamente, el líder visitó el recién construido Instituto de Energía Natural de la Academia Estatal de Ciencias. No quedó claro cuándo hizo Kim esas dos apariciones en público.


La prolongada ausencia del gobernante había alimentado conjeturas respecto a su salud y su control sobre el país.

Kim había sido visto por última vez en los medios de prensa oficiales hace cinco semanas en un concierto realizado el 3 de septiembre, y no se presentó en varios acontecimientos importantes a los que normalmente asiste.

Un documental oficial transmitido a fines del mes pasado hizo una sola referencia a una "molestia" de Kim y mostró imágenes de video de agosto en las que se le ve con sobrepeso y cojeando.

El reporte del martes de la KCNA no hace mención a la salud de Kim, y sólo detalla sus comentarios respecto a los proyectos de construcción.

Muchos analistas creen que aunque Kim puede tener algunos problemas de salud, éstos probablemente no son graves; pero otras personas ponen eso en duda.

El lunes, en una audiencia del Parlamento surcoreano, Choi Yoon-hee, Jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo que los problemas de salud de Kim "no son suficientemente graves para afectar su estatus de líder de la nación".

Existen muchas razones para creer eso.

No se registraron movimientos inusuales de tropas u otras señales de un posible golpe de Estado durante su ausencia. Continúa la diplomacia al nivel más alto: Tres miembros de su círculo cercano realizaron una visita sorpresiva a Corea del Sur, algo que los analistas dicen que sería imposible sin la autorización del líder. Aún siguen viajando a Corea del Norte turistas y trabajadores de ayuda humanitaria, y no ha habido reportes de nuevas restricciones o advertencias para diplomáticos.