Mundo

Líder de Legionarios
de Cristo en Chile es culpable de abuso a menor, determina juez

El sacerdote John O’Reilly será condenado el próximo 11 de noviembre tras concluir una investigación de dos meses y medio, que incluyó el testimonio de dos víctimas y los cambios conductuales, así como estudios psicológicos; la fiscalía plantea una pena de 10 años de cárcel.
Reuters
15 octubre 2014 10:23 Última actualización 15 octubre 2014 11:2
cónclave crucifijo

Crucifico. (Reuters/Archivo)

SANTIAGO. La justicia chilena declaró culpable al sacerdote John O’Reilly, líder de los Legionarios de Cristo en el país, por abusos sexuales reiterados contra una menor de un colegio de la capital en el que se desempeñaba como capellán.

La lectura de la sentencia, en que se podría determinar pena de cárcel de 10 años y un día como solicita la fiscalía, se conocerá en el 11 de noviembre, en un nuevo caso que dejó en evidencia los abusos cometidos por miembros de la Iglesia Católica contra menores en los últimos años.

La causa de pederastia contra O’Reilly profundiza la crisis de los Legionarios de Cristo, una de las más conservadoras y poderosas congregaciones de la iglesia católica, que sucumbió cuando su fundador, el mexicano Marcial Maciel, fue separado de la orden por acusaciones de abuso sexual a menores.

Ahora y luego de dos meses y medio de investigación, la justicia chilena entregó su veredicto contra el sacerdote irlandés por abusos cometidos entre el 2007 y 2009.

"El tribunal ha dado por establecido por mayoría de sus integrantes, más allá de toda duda razonable, los siguientes hechos (...) O’Really resolvió realizar acciones de significación sexual mediante el contacto corporal con una alumna del colegio", dijo la jueza María Teresa Barrientos en su fallo.

Una de las mayores pruebas contra O’Reilly fueron los testimonios de abusos de las hermanas Josefina y Catalina, los cambios conductuales y estudios psicológicos, según relatos de los abogados acusadores.

"Durante los alegatos (...) hay relatos que son consistentes y contundentes por parte de las menores frente a este tribunal", dijo José Ignacio Escobar, abogado querellante.

La defensa, en tanto, desestimó las pruebas al argumentar que los querellantes basaron sus denuncias sobre una "posibilidad que existió" y que nunca se pudo probar de que O’Really estuvo solo con las niñas.

"Escuchamos relatos que están contaminados, que no tienen ningún valor, que son producto de la sugestión y de la sugestabilidad con la cual trataron todas estas conductas desde el punto de vista de los peritajes y entrevistas que se hicieron a estas menores", dijo Luis Hermosilla, abogado del religioso.

El capellán del exclusivo colegio Cumbres, quien fue apartado de sus funciones para enfrentar la causa, llegó a Chile en 1985 y desde entonces construyó amistades con importantes empresarios y políticos de centro derecha.