Mundo

Liberia vive dilema por suministrar droga contra el ébola

El próximo reto que enfrenta Liberia es decidir a quiénes de los infectados le suministrará las últimas dosis de ZMapp que quedan; de acuerdo con autoridades de ese país las personas con pocas posibilidades de sobrevivir quedaron descartadas.
AP
14 agosto 2014 19:8 Última actualización 14 agosto 2014 19:8
El ébola, una batalla de sobrevivencia

En el hospital estatal en Kenema, en Sierra Leona, los trabajadores de la salud luchan para contener la epidemia del ébola, que ha matado a casi 1000 personas en África Occidental.

MONROVIA, Liberia.- Liberia enfrentaba un dilema moral el jueves: decidir cuáles pacientes de ébola recibirán unas cuantas dosis de un fármaco experimental que podría significar la diferencia entre la vida y la muerte.

El medicamento en cuestión, ZMapp, llegó el miércoles por la noche. El ministro de salud adjunto, Tolbert Nyenswah, dijo que tres o cuatro pacientes empezarán a tomarlo el jueves. El gobierno había dicho antes que dos médicos recibirían el tratamiento, pero no se sabía quién o quiénes más.

Son las últimas dosis conocidas de ZMapp que quedan. El laboratorio de San Diego que lo desarrolló dijo que tomará meses elaborar aun un suministro modesto.

Un brote de ébola que comenzó en Guinea y se propagó a Liberia, Sierra Leona y Nigeria, ha matado a por lo menos mil 60 de mil 970 personas infectadas desde que fue detectado en marzo, según la organización Mundial de la Salud. Ha abrumado los sistemas de salud del África Occidental y ha suscitado un debate internacional acerca de la propiedad de administrar fármacos que todavía no han sido puestos a prueba para determinar su seguridad o eficacia.

El grupo Médicos Sin Fronteras, que opera varios de los centros de tratamiento del ébola, dijo que la situación plantea "un dilema imposible".
Ahora son las autoridades de Liberia las que deben decidir. "El criterio de selección es difícil, pero se hará", afirmó el doctor Moses Massaquoi, que ayudó a Liberia a obtener el medicamento de ZMapp Biopharmaceutical. "Vamos a ver cuán crítico es el estado de los pacientes", afirmó. "Decididamente nos vamos a concentrar en el personal médico".

Massaquoi agregó que las personas que habían pasado de la "fase crítica" y que dan la impresión de que sobrevivirán no recibirán el fármaco.

En el brote actual, ha muerto más del 50% de los pacientes de ébola, según la agencia de salud de Naciones Unidas.

Hasta ahora, ZMapp se ha administrado a tres personas: dos estadounidenses y un sacerdote español. Los dos primeros están mejorando, aunque no está claro en qué medida ha incidido la droga. El español murió esta semana en Madrid.

Nigeria reportó el jueves un caso más de ébola, que eleva el total a 11.