Mundo

Legitimidad del gobierno griego está en riesgo: expertos

Francisco Gil Villegas, profesor e investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, explica que la decisión de Grecia implica la permanencia o salida de los griegos en la eurozona.
Roxana González
03 julio 2015 1:2 Última actualización 03 julio 2015 5:0
Grecia

Gracia en peligro de quedar fuera de la eurozona. (Bloomberg)

Los griegos deberán aceptar, en el referéndum del próximo domingo, las propuestas de los acreedores si realmente desean evitar una serie de consecuencias negativas que incluso pondrían en riesgo la legitimidad del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, advirtieron especialistas consultados por El Financiero.

Para el doctor Francisco Gil Villegas, profesor e investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, la convocatoria de Tsipras para el referéndum es un hecho grave, que aunque se planea como aceptar o no las condiciones de los acreedores, en realidad implica la permanencia o salida de los griegos en la eurozona, lo que supone además un problema añadido para el bloque ya que no existen mecanismos para expulsar a un país, sino debe ser a iniciativa de la propia nación.

El problema, si se produce la salida, explicó el experto, es que se sentará un precedente que no es deseable y que interfiere en la construcción de la eurozona, que tampoco puede ceder a las pretensiones griegas pues ello significaría también un mal precedente de impago que daría alas a que otros países replanteasen la renegociación de sus deudas.

Aunque el especialista no descarta un “acuerdo de último minuto” pues en las crisis institucionales europeas siempre ha tenido que estar al borde de la ruptura para que las partes lleguen a un acuerdo, considera que es el gobierno griego quien debe estar consciente de que un triunfo del “no” en la consulta del domingo, representará un incremento desmedido en la salida de Grecia de capitales y de depósitos del sector bancario que ya alcanza más de los 400 mil millones de euros desde noviembre pasado, lo que sumiría a ese país en una profunda crisis económica que simplemente los griegos no resistirían.

Germán Martínez Martínez, analista del Departamento de Estudios Internacionales en la Universidad Iberoamericana (Ibero) coincide en señalar que “un castigo ejemplar” a Gracia en estos momentos, podría hacer reflexionar a otros países como Portugal, España, Reino Unido o a algunos otros aspirantes a ingresar a la Unión Europea, sobre lo que implicaría no obtener las ventajas de pertenecer a este club selecto.

“Yo creo que si los griegos apuestan por el no el domingo, verán el infierno de cerca y tendrán que reflexionar sobre la necesidad de tener un grado de disciplina fiscal, mientras que la Unión Europea puede aguantar hasta que sectores al interior de Grecia comiencen a cuestionar la legitimidad del gobierno de Grecia”, agregó.

El escenario para el especialista es dos semanas de presión internacional a fin de que Grecia acepte las posiciones de las negociaciones en los términos que se las ofrece las instituciones del banco central Europeo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Consejo Europeo, que de acuerdo con Martínez no son tan negativo, sino una cuestión de hacer una política fiscal más disciplinada, ciertas reformas estructurales y poder prorrogar indefinidamente por 30 años la deuda hasta que vaya disminuyendo, con tasas de interés además, sumamente bajas.