Mundo

7 razones por las que la independencia de Escocia está otra vez en la mesa

La ministra de Escocia planteó que podría convocar a un nuevo referendo independentista argumentando que los escoceses no votaron por el Brexit y ahora se los margina.
Bloomberg
13 marzo 2017 12:23 Última actualización 13 marzo 2017 13:19
Escocia

(Bloomberg)

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, planea llamar a una nueva votación sobre la independencia de Escocia. Su razonamiento: los escoceses no votaron por el Brexit y ahora se los margina, poniendo bajo el reflector un “déficit democrático” que solo rompiendo con el Reino Unido podría solucionar.

1. ¿Cuándo fue el último voto sobre la independencia de Escocia?

En septiembre de 2014, cuando los escoceses votaron 55 por ciento a 45 por ciento en contra de convertirse en un país independiente. En aquel momento, Sturgeon describió el referendo como un acontecimiento único en una generación. Pero ahora sostiene que la votación británica de junio de 2016 para abandonar la Unión Europea cambió fundamentalmente lo que significa ser parte del Reino Unido.

2. ¿Votaría Escocia por irse si se le da otra oportunidad?

La división de la opinión pública en 55-45 permaneció casi intacta, hasta poco tiempo atrás. Una encuesta de febrero mostró que la brecha se había achicado a dos puntos porcentuales. Un sondeo de este mes encontró una división pareja de 50-50, curiosa, sin duda, pero que todavía no basta para constituir “una tendencia coherente”, dijo Anthony Wells, encuestador de YouGov Plc.

3. ¿Tiene Sturgeon poder para llamar a otra votación?

Sí, cuando se les pregunta a los nacionalistas escoceses. No, si se le pregunta al gobierno británico. La votación de 2014 fue convocada por el Parlamento escocés con poderes excepcionales otorgados por el Parlamento británico.

Después de esta, la primera ministra británica, Theresa May, tendría que aprobar otro referendo, y ha dicho claramente que se opone a él. Si puede sostener tal posición depende de cómo cambien las presiones políticas en Escocia y cómo juegue sus cartas Sturgeon.

4. ¿Si ocurre, cuándo tendría lugar la votación?

Depende de cuándo Sturgeon decida presionar para ello, y cómo responda May. Sturgeon dice que el referendo se celebraría entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019. Como mínimo, May querría postergar la votación hasta que el Brexit se concrete. Esto probablemente ocurra a unos meses de iniciado 2019 o más tarde.

5. ¿Cómo influye el Brexit en la independencia escocesa?

Parte del argumento en defensa de la independencia es que los escoceses y los ingleses son pueblos fundamentalmente diferentes que quieren cosas diferentes; otra es que el Reino Unido obliga a los escoceses a hacer cosas contra su voluntad.

El Brexit apoya ambos puntos. Escocia votó quedarse en la Unión Europea, pero debe irse porque los ingleses votaron lo contrario. Escocia ha votado por partidos que se inclinan más hacia el socialismo en décadas recientes, y ahora se encuentra bajo un gobierno conservador inglés.

6. ¿Importan los términos exactos del Brexit?

La decisión de May de buscar un “Brexit duro” –sacando al Reino Unido del mercado único de la Unión Europea– complica más la apuesta a la independencia de Escocia. En el escenario independiente concebido por los nacionalistas en el referendo de 2014, Escocia habría mantenido la libra, obtenido un sitio en la comisión de política monetaria del Banco de Inglaterra, y no habría una frontera entre ella y el Reino Unido (ya que ambos países habrían sido miembros de la Unión Europea). El Brexit cambia todo eso.

7. ¿Permanecería Escocia automáticamente en la Unión Europea?

En principio, no. Pero estamos en territorio desconocido. La Unión Europea ha dicho que Escocia no podría tomar la membresía británica, lo que significa que debería solicitar la pertenencia. Como el Reino Unido ha sido parte de la UE desde 1973, el ingreso podría acelerarse porque las leyes europeas ya están establecidas en Escocia. En todo caso, el mayor obstáculo podría ser el veto de España: Madrid no quiere darle a Cataluña una hoja de ruta para la secesión.