Mundo

Las FARC entregan 30% de su armamento a la ONU 

El líder del grupo rebelde precisó que otro 30% del armamento se entregará el 14 de junio y el 40 por ciento restante el 20 de junio, para ser fundidos y construir monumentos a la paz, como se acordó con el gobierno colombiano.
Reuters
07 junio 2017 20:24 Última actualización 07 junio 2017 21:55
[Bloomberg] El gobierno y las FARC tienen previsto abordar también salidas al problema del narcotráfico.  

[Bloomberg] El gobierno y las FARC tienen previsto abordar también salidas al problema del narcotráfico.

La guerrilla colombiana de las FARC completó el miércoles la entrega de un 30 por ciento de sus armas, como parte del acuerdo de paz que firmó con el Gobierno para poner fin al conflicto armado más antiguo del hemisferio occidental, informó el máximo líder del grupo rebelde.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Gobierno estiman que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregarán al organismo internacional por lo menos 7 mil armas como parte del pacto de paz que busca poner fin a una violenta confrontación de más de medio siglo que ha dejado 220 mil muertos y millones de desplazados.

El 30 por ciento de nuestro armamento ha sido puesto en manos de las Naciones Unidas, que lo ha depositado en sus contenedores y certificarán en seguida la dejación de las armas de cada uno de nuestros combatientes

, dijo el máximo dirigente del grupo rebelde, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

El jefe de las FARC precisó que otro 30 por ciento del arsenal se entregará el 14 de junio y el 40 por ciento restante el 20 de junio, cuando vence el plazo que se acordó con el Gobierno.

Las armas de la guerrilla, que se convertirá en un partido político, serán fundidas para construir tres monumentos en honor a la paz, de acuerdo con lo estableció en el acuerdo que se negoció en Cuba durante cuatro años.

Unos 7 mil integrantes de las FARC permanecen actualmente concentrados en 26 lugares en medio de selvas y montañas, bajo la supervisión de la ONU, en la parte previa de la reincorporación a la vida civil.

Además de la dejación de armas, el acuerdo de paz incluye complejos temas como la entrega de tierras a campesinos pobres, justicia, desminado, lucha contra el narcotráfico e inversión social del Estado en educación, salud y carreteras para erradicar la pobreza.