Mundo

Las FARC anuncian tregua de 30 días

01 febrero 2014 8:46 Última actualización 08 diciembre 2013 11:49

 [La guerrilla colombiana anunció un cese al fuego a partir del domingo 15 de diciembre, por 30 días. / Bloomberg]  


AP
La Habana.- Las FARC anunciaron el domingo un cese al fuego unilateral por 30 días a partir de la medianoche del 15 de diciembre.
"Creemos con toda sinceridad que el país no se merece este derramamiento de sangre", afirmó el comandante Pablo Catatumbo al leer un comunicado del estado mayor central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.
La tregua estará en vigor a partir de la medianoche del domingo 15 de diciembre y se extenderá 30 días, agregó.
"Así sea de manera unilateral procedemos a ordenar a todas nuestras unidades guerrilleras y milicianas un cese de fuego y hostilidades por 30 días a partir de las cero horas del próximo 15 de diciembre, correspondiendo así a un hondo clamor nacional", agregó Catatumbo, cuyo nombre real es Jorge Torres Victoria.
En las FARC, sin embargo, "ordenamos permanecer alerta ante cualquier operación enemiga, la cual deberá ser respondida sin dilación alguna", destacó.
"Aún abrigamos la esperanza de que el gobierno nacional corresponda a nuestro gesto ordenando un alto en su ofensiva", insistió Catatumbo, uno de los negociadores rebeldes en la mesa de diálogos de paz con el gobierno colombiano.
A fines del año pasado las FARC ordenaron un alto de hostilidades similar, pero desde noviembre y hasta enero.
El gobierno del presidente Juan Manuel Santos siempre ha rechazado que la fuerza pública cese sus operaciones contra la guerrilla, pues argumenta que en el pasado los milicianos han utilizado tales treguas para reorganizarse.
Los insurgentes hicieron su anuncio un día después de que un ataque insurgente en el suroeste colombiano provocara la muerte de nueve personas.
Ya la víspera el Santos descartó de tajo la posibilidad de ordenar a los militares y policía una alto en sus operaciones.
"Si las FARC creen que actos como este (del ataque del sábado) nos van a llevar a un cese al fuego, que es lo que también están diciendo, se equivocan de cabo a rabo", dijo Santos. Cuando "cometen actos de esta naturaleza... la reacción de la fuerza pública, el gobierno, es arreciar... no darles un minuto de descanso, no darles un minuto de tregua para que no tengan la capacidad de cometer actos" como el ocurrido horas antes, aseguró.
De acuerdo con el gobierno, rebeldes del Frente 6to de las FARC lanzaron "cilindros bomba", morteros de fabricación casera, desde un camión cargado de cebollas frente a una estación de policía ubicada en la plaza central de la localidad de Inzá, en el departamento de Cauca, a unos 335 kilómetros al suroeste de Bogotá.
El ataque provocó la muerte de cinco militares, tres civiles y un policía, así como heridas a 23 civiles, 12 policías y tres militares, según informó Santos.
Sin embargo, el mandatario indicó que para evitar esos ataques era precisamente que se negocia con la guerrilla desde fines del 2012, para acabar definitivamente con el conflicto armado interno de casi 50 años.
Desde el principio de las negociaciones, y en medio de ataques de ambas partes, solamente en una ocasión las rondas de discusiones se suspendieron temporalmente. Ello fue en agosto, cuando los rebeldes dijeron que se tomarían unos días para analizar una iniciativa del gobierno de someter a una consulta popular el eventual acuerdo de paz que se firme.
Las FARC se han quejado que el gobierno impulse esa consulta para ratificar el acuerdo y no atienda su viejo reclamo de convocar, en cambio, una Asamblea Nacional Constituyente donde se discutan otros temas.