Mundo

Lara: de PDVSA a la refinería Miguel Hidalgo en Poza Rica

La Cepal pronosticó que el Producto Interno Bruto (PIB) del país sudamericano retrocederá 3.5 por ciento en 2015, lo que tendrá un impacto negativo en el mercado laboral.
Roxana González
19 abril 2015 21:29 Última actualización 20 abril 2015 5:0
Petróleos de Venezuela, firma que posee las mayores reservas de crudo del mundo. (Especial)

Petróleos de Venezuela, firma que posee las mayores reservas de crudo del mundo. (Especial)

Uno de los ejemplos de la inmigración de personal calificado a México lo encontramos en Gustavo Lara, originario de Caracas, quien hace dos años llegó a Poza Rica, Veracruz, para trabajar como ingeniero petroquímico en la refinería Miguel Hidalgo de Petróleos Mexicanos.

“Yo trabaje por casi seis años en Petróleos de Venezuela (PDVSA) ––firma que posee las mayores reservas de crudo del mundo— y estando ahí pude venir a dar un curso a Campeche hace como cuatro años; gracias a ese curso regresé a trabajar pero a Poza Rica, donde ya voy para dos años de vivir, ahora sólo espero traerme a mi esposa y mis hijos”, afirmó Lara vía telefónica a El Financiero.

La situación de Venezuela aumentó la llegada de migrantes, que buscan oportunidades en sectores que van de los servicios a la construcción y la cultura, afirmó Eduardo Mayorca Marti, representante de la comunidad venezolana, quien agregó que el Distrito Federal, Veracruz y Tabasco son los principales destinos donde sus compatriotas más preparados encuentran trabajo, sobre todo en el rubro petrolero, que abrió expectativas con la reforma energética.

“Percibimos un incremento en el último año, pero es un situación que se registra en todo el mundo por el escenario que vive mi país”, dijo Mayorca, quien además es vocero de la opositora Unidad Democrática de Venezuela.

A pesar de que no existe una cifra precisa, ya que muchos no se registran ante el consulado, pues creen que su estancia será breve, Mayorca estimó que hay de 20 mil a 30 mil, de los cuales la mitad serían residentes permanentes. El perfil de quienes llegan, insistió, va desde profesionistas con doctorado, empresarios y artistas, hasta jóvenes “que se dedican al entretenimiento para adultos” o refugiados políticos.

Un número importante llega comisionado por alguna empresa para capacitarse, o invitado en calidad de directivos o gerentes, lo que resuelve su situación migratoria. Un caso cada vez más frecuente es el de la emigración con la familia; la reforma energética, en tanto, generó empleo aunque con la caída en los precios del petróleo, “las expectativas se han derrumbado. No sabemos cuántos de los que llegaron a Tabasco y Veracruz permanecerán ahí o tendrán que buscar alternativas”, dijo Mayorca.

Añadió que en su caso, vino contratado por una empresa de la que salió tres años después para arrancar su propio negocio; once años más tarde, es gerente general y socio de Laboratorios DAI, firma dedicada a la fabricación y venta de material clínico al IMSS y el ISSSTE.