Mundo

La verdadera historia detrás de la imagen de #BringBackOurGirls

De acuerdo con Alexia Foundation, se la ha dado un mal uso a la imagen de la niña que aparece en la imagen que se ha viralizado en redes sociales, pues no es de Nigeria y tampoco fue secuestrada. 
Jair López
09 mayo 2014 15:7 Última actualización 09 mayo 2014 16:41
Bring Back Our Girls surgió como campaña tras el secuestro de las más de 200 niñas de una escuela. (Reuters)

Bring Back Our Girls surgió como campaña tras el secuestro de las más de 200 niñas de una escuela. (Reuters)

La imagen original es de una niña que no tiene nada que ver con el secuestro por parte de la organización de Boko Haram. (Tomada de Alexia Foundation)

La imagen original es de una niña que no tiene nada que ver con el secuestro por parte de la organización de Boko Haram. (Tomada de Alexia Foundation)

Bring Back Our Girls, campaña que surgió tras el secuestro de más de 200 niñas nigerianas, es sin duda una de las más exitosas gracias a las redes sociales.

Muestra de ello es la imagen que ha dado la vuelta al mundo mostrando a una niña con una lágrima en los ojos y que la acompaña el hashtag #BringBackOurGirls.

Sin embargo, la joven que aparece en ella no es nigeriana y no tiene nada que ver con el rapto de las niñas de ese país por parte de la organización islamista Boko Haram.

En realidad se trata de Jenabu Balde, una niña de 13 años originaria de Guinea-Bissau, un país ubicado al este de África.

Balde, de 13 años fue fotografiada por Ami Vitale para Alexia Foundation, una organización que trabaja a través del fotoperiodismo para “dar voz a las injusticias sociales”.

Pese apoyar dicha campaña que exige respuestas tras el secuestro de las jóvenes nigerianas, la fundación ha expresado su enérgico rechazo por “el uso indebido que se le ha dado a la imagen”.

“Bring Back Our Girl está trabajando para crear conciencia sobre la terrible tragedia del secuestro de 276 niñas […] Sin embargo, utilizando la fotografía de Ami Valde no es la manera de hacerlo”, dijo el organismo a través de un comunicado.

Alexia Foundation narra que Vitale intentó contar una historia diferente “de los horrores” de África.

De acuerdo con el organismo, la fotógrafa se sumergió en ese proyecto en donde la aldea de Balde tuvo un cambio sorprendente respecto el trato hacia las mujeres.

“Las niñas asistían a la escuela. Es inspirador. Es una historia de cambios positivos.”, agrega el escrito.

En este sentido, la fundación apunta que se ha malinterpretado la verdadera historia detrás de Balde además de que se usó su imagen sin el consentimiento de ella o de su familia.

Ellos no han accedido a ser la cara de esta atrocidad”, señala Alexia Foundation.

De acuerdo con una entrevista concedida al New York Times, Vitale dijo que siente una responsabilidad con las personas que fotografía al comprometerse a dar un uso responsable a las imágenes.

¿Te imaginas ver la imagen de tu hija en todo el mundo como rostro de la trata sexual?”, cuestiona la fotógrafa.

La imagen que ha sido difundida por artistas, deportistas y otras figuras públicas fue creada por Emmanuel Snow, un director creativo de Nigeria.

En la imagen original de la fundación se muestra a una joven recargada sobre lo que parece ser un pupitre.

Sin embargo en la creada por Snow, la fotografía original ha sido modificada. La joven se muestra con una lágrima en los ojos y con colores oscuros.

El documento compartido por Alexia Foundation concluye con una solicitud para tratar de ser consciente sobre el uso de la imagen que se ha viralizado.

“Tenemos que recordar que las fotografías representan la realidad. Se muestran vidas. Tenemos que respetar estas vidas”, finaliza el escrito.