Mundo

La radicalización bloquea el diálogo: Feréz

El coordinador del Diplomado Las Claves del Medio Oriente y el Cáucaso, de la Universidad Iberoamericana, Manuel Feréz, dijo que el racismo antiárabe imperante en la sociedad israelí y la judeofobia de los políticos palestinos hace casi imposible el diálogo.
Roxana González
03 agosto 2014 20:10 Última actualización 04 agosto 2014 5:0
Desde el comienzo de la ofensiva, este martes, Israel ha atacado más de 400 objetivos en Gaza, matando al menos a 41 personas. (Reuters)

Desde el comienzo de la ofensiva, Israel ha atacado más de 400 objetivos en Gaza. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. La radicalización y deshumanización de los discursos y posturas políticas tanto en Israel como en Palestina, el racismo antiárabe imperante en la sociedad israelí; la judeofobia de los políticos palestinos y la incapacidad de mediación de actores como la ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia, impiden alcanzar una salida negociada a más de medio siglo de conflicto armado entre israelíes y palestinos, estimó Manuel Feréz, coordinador del Diplomado Las Claves del Medio Oriente y el Cáucaso, de la Universidad Iberoamericana.

En entrevista con El Financiero, el experto explicó que cada acción tomada por una de las partes es percibida negativamente por la otra, lo que impide avanzar en cualquier esfuerzo por frenar la violencia y regresar a la mesa de negociaciones.

El acuerdo de reconciliación entre Hamas y El Fatah, por ejemplo, dijo Feréz, debe ser entendido como un paso necesario al interior de Palestina, pero que en automático, imposibilita toda negociación con Israel.

En el mismo sentido, añadió, el endurecimiento de la política militar israelí con respecto al envío de cohetes provenientes de Gaza, resulta lógico dentro de la política y sociedad israelí, pero enfría y aleja cualquier relación y acercamiento con los liderazgos palestinos oficiales en particular, y con el mundo árabe (Egipto) e islámico (Turquía) en general.

La más reciente ofensiva militar israelí en Gaza no es una guerra contra la Autoridad Nacional Palestina o los palestinos en general, sino contra la organización “terrorista de Hamas”, aseguró en entrevista la embajadora israelí, Rodica Radian Gordon, quien agregó que el Estado Hebreo busca y aspira a vivir en paz con sus vecinos.

“Israel simplemente no puede negociar con una organización terrorista que rechaza nuestra existencia y lo que necesitamos es la desmilitarización de este grupo en la Franja de Gaza que pone en riesgo la seguridad de nuestros ciudadanos”, dijo la diplomática.

Agregó que la paz en el Medio Oriente depende en gran medida de que los palestinos reconozcan al Estado de Israel como un país soberano.

“El que no se mencione la cantidad de muertos israelíes no significa que los ataques en contra de Israel no sean significativos, afortunadamente los gobiernos de mi país se dieron cuenta de la necesidad de crear un domo de hierro con un sistemas antimisiles que ha protegido a la población civil, pero los únicos responsables de esta escalada de violencia es Hamas”, subrayó la diplomática.

Para el representante de la Autoridad Palestina en nuestro país, Munjed M. Saleh, se trata de una guerra de exterminio contra el pueblo palestino que Israel no reconoce y no está dispuesto a cesar.

“Israel ahora alega la necesidad de terminar con Hamas, pero porqué no alega que comenzó a exterminar al pueblo palestino desde hace 66 años, cuando no había grupos radicales en Palestina, en realidad el gobierno israelí no está interesado en la paz, no quiere ceder en nada porque dice una cosa, pero actúa de manera muy diferente”, afirmó el diplomático en declaraciones para este diario.

Ambos diplomáticos coinciden, sin embargo, en la necesidad de acabar con más de medio siglo de guerra y convivir como buenos vecinos en paz, sueño que esperan pronto se haga realidad.