Mundo

La membresía en la zona euro es "irrevocable": UE

El presidente francés, Francois Hollande, afirmó que corresponde a los griegos tomar la decisión sobre su permanencia en la zona euro.
Agencias
05 enero 2015 22:20 Última actualización 06 enero 2015 5:0
El primer ministro heleno, Antonis Samaras, podría dejar el poder a la izquierda de Syriza. (Reuters)

El primer ministro heleno, Antonis Samaras, podría dejar el poder a la izquierda de Syriza. (Reuters)

BRUSELAS.- El nerviosismo en Bruselas por la llamada “Grexit”, la posible salida griega de la zona euro tras las elecciones parlamentarias adelantadas del 25 de marzo, continuó acentuándose en medio de declaraciones contradictorias, después de que Annika Breidthardt, comisionada europea para Empleo, Crecimiento e Inversión, así como Unión Monetaria y Económica, afirmara que es “irrevocable” la membresía en el área de la divisa común.

Pese a que en Alemania la prensa ha señalado que para el gobierno de la canciller federal Angela Merkel la eurozona es lo suficientemente estable y cuenta con los instrumentos necesarios para sobrevivir al impacto que tendría la salida de Grecia, de ganar los comicios la Coalición de Izquierda Radical (Syriza), como adelantan los sondeos, Breidthardt dijo en conferencia de prensa que no existe un mecanismo legal que pueda ser aplicado para que Atenas abandone el euro.

En esa dirección también se pronunció el domingo el vicecanciller federal y ministro de Economía germano, Sigmar Gabriel, quien aseveró que Berlín desea que su vecino meridional se mantenga en la zona euro, por lo que no tiene planes en otro sentido.

Las encuestas sobre las tendencias electorales dan la victoria a Syriza desde hace meses por un margen de al menos 3.1 por ciento frente a Nueva Democracia, partido del premier Antonis Samaras, mientras que su líder, Alexis Tsipras, exigió a éste realizar un debate en cadena nacional y sentenció que “tenemos una obligación hacia la historia. Es necesario tener un debate por televisión público, transparente y abierto frente a nuestro último juez: el pueblo griego”.

En torno a los presuntos comentarios de Merkel, quien no se opondría a que Atenas abandone la zona euro debido a su mala situación financiera, el presidente de Francia, Francois Hollande, afirmó de su lado que “corresponde a los griegos” tomar la decisión. No obstante, dijo que “deben respetar los compromisos adquiridos” con los 18 socios de la eurozona. Hollande apuntó que a lo largo de la crisis que estalló en 2008 “España y Grecia han pagado un tributo muy pesado para que la zona euro pudiera continuar y sus países seguir en ella”.