Mundo

La izquierda de América Latina despide a Fidel

Los líderes más representativos de la izquierda en América Latina, como Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega, acompañaron a Raúl en la multitudinaria concentración organizada por el gobierno de la isla para el adiós.
Corresponsal Vivian Núñez
29 noviembre 2016 22:22 Última actualización 30 noviembre 2016 5:0
La petición.  Amnistía Internacional (AI) pidió la liberación del cubano Danilo Maldonado, “El Sexto”, detenido tras  la muerte de Fidel.

La petición. Amnistía Internacional (AI) pidió la liberación del cubano Danilo Maldonado, “El Sexto”, detenido tras la muerte de Fidel.

LA HABANA.- La Plaza de la Revolución José Martí de La Habana se colmó ayer de cubanos, jefes de Estado y representantes de casi todo el mundo, para despedir a Fidel Castro, “en esta hora de dolor y compromiso”, según afirmó el presidente Raúl Castro.

Fidel Castro dedicó su vida a la solidaridad y encabezó una Revolución que se convirtió en un símbolo”, aseguró el mandatario tras precisar que “sus vibrantes palabras resuenan hoy en esta plaza”.

Los líderes más representativos de la izquierda en América Latina, como Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega, acompañaron a Raúl en la multitudinaria concentración organizada por el gobierno de la isla para el adiós.

El primer orador de los 17 que hablaron antes de Castro, fue el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien aseguró que el líder cubano murió haciendo honor a su nombre, Fidel, digno de fe. “Una mayoría te amó, una minoría te odió, pero nadie pudo ignorarte”, aseguró.

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, se preguntó emocionado “¿Quién me enseñará?” tras la muerte de Castro, de quien, dijo, “puso a Cuba en el mapa del mundo”. Daniel Ortega, el jefe de estado de Nicaragua, al preguntarle a los asistentes “¿Dónde está Fidel”, la muchedumbre le respondió “Aquí, yo soy Fidel”.

“Usted no va a descansar, usted pertenece al linaje de los que se quedan velando”; afirmó en su intervención Nicolás Maduro, uno de los presidentes más cercanos a Fidel.

También hicieron uso de la palabra el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma; el primer ministro de Dominica y actual presidente del CARICOM, Roosevelt Skerrit; el jefe de estado de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; el mandatario de Namibia, Hage Geingobel; el presidente de México y el primer ministro de Grecia, Aléxis Tsípras.

Otros oradores fueron los representantes de Argelia, China, Irán, Rusia, Vietnam, Qatar y Bielorrusia.

Llegados no solo de esta ciudad sino también de provincias vecinas y de sitios no tan cercanos, cubanos de varias generaciones recordaron viejas consignas como “Pa lo que sea, Fidel, pa lo que sea” o corearon otras nuevas como “Fidel es un lucero que ilumina al mundo entero.

En el homenaje póstumo, encabezado por Raúl Castro, estuvieron presentes delegaciones de alrededor de 70 países, incluidos unos 25 jefes de Estado y de Gobierno, además de otras personalidades del continente, entre ellos el exmandatario de Uruguay José Mujica y la líder de Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El asesor adjunto de Seguridad Nacional, Ben Rhodes –decisivo en las conversaciones secretas que culminaron en el deshielo- y el embajador en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, fue la representación de Estados Unidos en los funerales.

A partir de este miércoles las cenizas de Fidel Castro, fallecido el pasado viernes, serán trasladadas por toda la isla.