Mundo

La estigmatización de jóvenes hace mucho daño: Alejo Ramírez 

El secretario general de la Organización Iberoamericana de Juventud, indicó que al decir que los jóvenes son el futuro "es una trampa", ante las circunstancias tan diversas y difíciles a las que se enfrentan; destacó que a pesar de ser el 37% de la población total de la región, sólo se invierte en ellos el 10% de los recursos.
Rosalía Servín/Enviada
08 diciembre 2014 12:29 Última actualización 08 diciembre 2014 12:33
Jovenes DF CUARTOSCURO

La Primera Consulta de Tendencias Juveniles 2013 recabó durante nueve meses, el testimonio de 304 mil jóvenes de las 16 delegaciones, de entre 14 y 19 años. (Cuartoscuro)

BOCA DEL RÍO. "Es fácil decir que los jóvenes son apáticos, que no se comprometen que no participan, que son violentos, que no hacen nada --lo cual es falso--. Pero esta estigmatización hace mucho daño, cuando lo que hay que pensar es qué estamos haciendo para que esto no sea así", aseguró Alejo Ramírez, secretario general de la Organización Iberoamericana de Juventud.

Durante su participación en el Foro Repensar Iberoamérica: construyendo el futuro, que se realiza previo a la inauguración de la XXIV Cumbre iberoamericana, el comunicador argentino fue enfático en reconocer que decir que los jóvenes son el futuro "es una trampa", ante las circunstancias tan diversas y difíciles a las que se enfrentan.

La juventud, dijo, vive una situación compleja, diversa y desigual, producto de una serie de paradojas: es la población más desempleada, la que más muere, la más desigual al vivir con más dureza en la región más desigual.

Recordó que a pesar de conformar al 37 por ciento de la población total de la región, sólo se invierte en ellos el 10 por ciento de los recursos.

"Debemos poner más energía y decisión en resolver los problemas de los jóvenes, creyendo más en ellos e invirtiendo en ellos. Es difícil que se produzcan las transformaciones que queremos si no invertimos en ellos, cuando efectivamente se haga y se dote de recursos, de capacidades y de oportunidades, las cosas cambiarán y se transformarán", manifestó Ramírez.

Por ello pidió reflexionar sobre lo que se hace y salir de los espacios de confort.

"Para repensar Iberoamérica hay que repensar la política pública de la juventud. Se trata de un espacio desigual en el que viven jóvenes, hay que crear vínculos para 150 millones de jóvenes. Hay que salir al encuentro de la juventud es, arriesgar,me innovar, tomando en cuenta las lecciones aprendidas y los cambios emprendidos", concluyó.