Mundo

La 'niña afgana' de National Geographic será deportada de Pakistán

Sharbat Gula, quien fue la portada de la revista en 1984, fue condenada por haber vivido en Pakistán con documentos falsos. Deberá regresar a Afganistán, de donde es originaria, junto con sus tres hijas.
AFP
04 noviembre 2016 12:7 Última actualización 04 noviembre 2016 13:25
natgeo

Sharbat Gula regresará a Afganistán el próximo lunes. (Foto: Bloomberg)

PESHAWAR, Pakistán.- Sharbat Gula, quien se volvió célebre por una foto suya en la portada de la revista National Geographic que la convirtió en un ícono de los refugiados afganos, fue condenada el lunes por posesión de documentos falsos y será expulsada por Pakistán hacia su país de origen.

1
 Historia 

La afgana, cuyos enormes ojos verdes resaltaban bajo un pañuelo rojo, fue inmortalizada en 1984 con una foto tomada en un campo de refugiados afganos en Pakistán por el fotógrafo estadounidense Steve McCurry.

Natgeo


La afgana, cuyos enormes ojos verdes resaltaban bajo un pañuelo rojo, fue inmortalizada en 1984 con una foto tomada en un campo de refugiados afganos en Pakistán por el fotógrafo estadounidense Steve McCurry.

La mujer había sido detenida la semana pasada en Pakistán y, al igual que otros miles de refugiados afganos en Pakistán, fue procesada por haber vivido en el país con documentación falsa.

Esta madre de cuatro niños, analfabeta, reconoció su culpabilidad este viernes, indicó su abogado a la AFP, y el tribunal la condenó a una pena de 15 días de prisión y a una multa de 110 mil rupias (unos 950 euros)

El juicio
 

 

Natgeo

Al haber pasado ya once días en prisión antes de su juicio, será puesta en libertad el lunes con la pena ya purgada, precisó Mubashar Nazar.

El tribunal también ordenó su expulsión del país una vez que haya sido liberada.

Un representante del consulado afgano en Peshawar confirmó su inminente regreso a Afganistán.

"Ya hemos pagado la multa impuesta a la señora Gula por el tribunal y la enviaremos el lunes a Afganistán de una manera digna", declaró a la AFP Abdul Hamed Jalili, consejero encargado de los refugiados en el consulado afgano.

Sus hijos deben partir con ella, cuyo marido falleció, dijo a la prensa.

La ONG de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) condenó su expulsión, calificándola de "grave injusticia".

Su foto ilustra una de las portadas más conocidas de la historia de la revista estadounidense.

El fotógrafo McCurry reencontró a la joven mujer en 2002 en una aldea afgana, donde estaba casada con un panadero y tenía tres hijas. Se ignora cuándo regresó a Pakistán.