Mundo

Kerry viaja a Ginebra para "nuevo round" sobre Irán

01 febrero 2014 10:7 Última actualización 22 noviembre 2013 17:28

  [John Kerry presionará en las negociaciones para tratar de echar atrás el programa nuclear de Irán. / Reuters] 


 
AP
GINEBRA.— El secretario de estado estadounidense, John Kerry, partió el viernes a Ginebra para unirse a las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, informó el viernes el Departamento de Estado, con lo que aumentaron las expectativas de que esté cerca un acuerdo con Teherán.
Un diplomático que asiste a las negociaciones dijo que por la tarde del viernes se estaba progresando en un punto crucial, el derecho de Irán a producir combustible nuclear.
El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, se han reunido en varias ocasiones desde el miércoles en un intento por superar ésa y otras diferencias.
La vocera del Departamento de Estado Jen Psaki dijo que Kerry llegará a Ginebra el sábado por la mañana y que se unirá al ministro ruso del exterior, Serguei Lavrov. Ambos presionarán en las negociaciones para tratar de echar atrás el programa nuclear de Irán a cambio de que atenuar las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y otras naciones contra Teherán.
Los negociadores han estado trabajando desde el miércoles para buscar una fórmula aceptable para Irán y los representantes de seis naciones que participan en las conversaciones: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania.
La anterior ronda de conversaciones entre Irán y las seis potencias mundiales concluyó el 10 de noviembre sin un acuerdo, no obstante el viaje que habían hecho Kerry, Lavrov, los ministros del exterior de Gran Bretaña, Francia y Alemania y un vicecanciller chino, en un intento para superar las discrepancias.
Zarif y Ashton se reunieron brevemente el viernes para un diálogo que la agencia noticiosa oficial iraní IRNA describió como "arduo y complicado". Según la agencia, el viceministro iraní de relaciones exteriores, Abas Araghchi, dijo en Ginebra que el derecho de Irán a enriquecer uranio debe ser parte de cualquier acuerdo.
Irán sostiene que sólo enriquece uranio como combustible nuclear así como para usos médicos e investigación. Sin embargo, mediante esa tecnología es posible la producción de material para ojivas nucleares.
Zarif dejó entrever la semana pasada que Irán estaba dispuesto a firmar un acuerdo que no manifestara específicamente el derecho de Irán a enriquecer uranio, lo cual había alentado las esperanzas de concretar un pacto en la actual ronda en Ginebra.
El miércoles, el líder iraní ayatolá Alí Jamenei dijo que su país nunca se comprometerá con "líneas rojas". Desde entonces Teherán ha vuelto a lo que fue su postura tradicional, que las seis potencias deben reconocer que Irán tiene derecho a esta actividad bajo las normas del Tratado de No Proliferación Nuclear, pese a la fuerte oposición de Israel y el Congreso de Estados Unidos.
Uno de los más negociadores iraníes de mayor rango dijo que no hay necesidad de que ese reconocimiento se haga en un trato inicial pese al comentario de Jamenei.
Afirmó, sin embargo, que la formulación en ese punto sigue siendo motivo de disputa.