Mundo

Kerry pide no perder la calma mientras enfrentan efectos del "Brexit"

El secretario de Estado de la Unión Americana dijo que ahora corresponde a líderes, implementar la voluntad del pueblo británico; agregó que EU le importa una Unión Europea fuerte y que mantendrá la relación con Reino Unido. 
Reuters
27 junio 2016 9:35 Última actualización 27 junio 2016 9:37
John Kerry

John Kerry se encuentra en Bruselas; se reunirá con líderes de Reino Unido. (Reuters)

BRUSELAS.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo en Bruselas que es importante que "nadie pierda la cabeza" en momentos en que la Unión Europea y Reino Unido enfrentan los efectos del referendo en el que los británicos votaron a favor de salir del bloque.

El resultado de la votación la semana pasada generó una fuerte caída en las acciones globales y asestó un duro golpe al orden establecido en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, mientras que también provocó una aguda crisis política en Reino Unido.

El primer ministro David Cameron anunció su renuncia y dijo que dependería de su sucesor iniciar las negociaciones formales para que Reino Unido deje de pertenecer al bloque, con lo que dejó sin resolver la estrategia y marco de tiempo para una salida o incluso el nombre del próximo líder británico.

"Ahora corresponde a los líderes implementar la voluntad del pueblo (británico) y hacerlo de manera responsable, delicada, reflexiva y, espero, estratégica", dijo Kerry. "A Estados Unidos le importa una Unión Europea fuerte", agregó.

"Es absolutamente esencial que sigamos enfocados en que, en este periodo de transición, nadie pierda la cabeza, que nadie tome decisiones sin pensar, que la gente no empiece a actuar de forma desorganizada o bajo premisas de venganza", agregó.

Kerry hizo las declaraciones junto a la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, en una breve visita a Bruselas antes de reunirse con líderes en Reino Unido.

"Al mismo tiempo, Estados Unidos mantendrá su especial y sólida relación con Reino Unido", añadió.

El presidente estadounidense Barack Obama pidió a los votantes británicos antes del referendo que se queden en la UE, pero Washington ha sostenido que respeta el resultado de la consulta.