Mundo

Kerry expresa respaldo
de EU a negociación de paz de Colombia 

El secretario de Estado John Kerry se reunió en Cuba con la delegación colombiana que negocia un acuerdo de paz con las FARC, en la que se comprometió a ayudar en el desminado de la zona que ocupan éstas.
Reuters
21 marzo 2016 19:7 Última actualización 21 marzo 2016 19:7
john kerry

John Kerry se reunió en La Habana con funcionarios colombianos. (AP)

LA HABANA.-  El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se reunió este lunes en La Habana con la delegación del Gobierno de Colombia que negocia un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC y expresó el respaldo de Washington al proceso, dijo Humberto de la Calle.

El jefe de la delegación del Gobierno colombiano para los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguró que el encuentro de Kerry con las autoridades de Colombia fue "muy productivo".

De la Calle agradeció el apoyo estadounidense a los diálogos y dijo que el país norteamericano ayudará con la seguridad de los rebeldes que dejen las armas y, junto con Noruega, ayudará en el desminado de la zona que ocupan las FARC.


Kerry viajó a La Habana como parte de la comitiva que acompaña al presidente Barack Obama en su histórica visita.

Después de la reunión con la delegación del Gobierno colombiano, el secretario de Estados mantenía el primer encuentro de un secretario de Estado norteamericano con delegados de las FARC desde que comenzaron las negociaciones hace más de tres años.

El Gobierno colombiano y las FARC discuten el cese bilateral y definitivo al fuego, en busca de poner fin al conflicto armado más longevo de Latinoamérica que ha dejado más de 220 mil muertos y millones de desplazados.

A pesar de los obstáculos en los tres años de negociación, ambas partes han logrado acuerdos sobre mecanismos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la transformación de la guerrilla en un partido político, justicia, lucha contra el narcotráfico, desminado y búsqueda de desaparecidos.

Ambas partes tenían previsto firmar el 23 de marzo un acuerdo definitivo de paz, pero admitieron recientemente que no será posible porque aún quedan temas pendientes.