Mundo

Kenia critica a EU por alerta de viaje "poco amistosa"

10 febrero 2014 4:19 Última actualización 29 septiembre 2013 11:42

 [Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que no viajen al país de Africa tras el ataque en un centro comercial de Nairobi / Reuters]  


Reuters

Nairobi.- Kenia dijo el domingo que pidió al Gobierno de Estados Unidos que levante una alerta de viaje en que advierte a ciudadanos estadounidenses que no viajen al país de Africa oriental tras el ataque en un centro comercial de Nairobi el 21 de septiembre, a la que calificó de "innecesaria" y "poco amistosa".

El ministro del Interior de Kenia, Joseph Ole Lenku, entregó el duro reproche diplomático a Washington cuando entregó nuevas informaciones a la prensa sobre una investigación gubernamental a ocho días del ataque por parte de militantes islamistas en el centro comercial Westgate, en la capital keniana.

Aunque la policía keniana, con la ayuda de expertos estadounidenses, israelíes y europeos, aún realiza indagaciones en el edificio parcialmente destruido, Ole Lenku afirmó que la cifra de muertos por el ataque aún es de 67 personas. Cinco de los agresores también murieron en enfrentamientos con fuerzas de seguridad.

Nueve sospechosos se encontraban en custodia, uno de los cuales fue arrestado el domingo, agregó el ministro.

Sin embargo, declinó a entregar información sobre los supuestos atacantes ni sobre los arrestados y dijo que "no discutimos asuntos de inteligencia en público".

Ole Lenku expresó fuertes objeciones a una alerta de viaje actualizada emitida por el Gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos, en que los insta a "evaluar su situación personal de seguridad a la luz de amenazas continuas y recientemente realzadas de terrorismo" en el país de Africa oriental.

"Creemos que emitir una alerta de viajes es contraproducente en el combate al terrorismo global", sostuvo Ole Lenku.

"Solicitamos a Estados Unidos, como amigo de Kenia, que levante la alerta de viajes", agregó.

El Gobierno de Kenia cree que no quedaron rehenes en el centro comercial después del ataque, "a menos que evidencia forense muestre lo contrario", de acuerdo el ministro del Interior.

El ataque, reivindicado por el grupo militante islamista al Shabaab, terminó luego de un sitio de cuatro días.