Mundo

Juez mantiene en prisión a dos detenidos por atentados en Cataluña

El juez Fernando Andreu "ha confirmado la prisión provisional para Driss Oukabir y Mohamed Houli Chemlal por su presunta participación en los atentados de Cataluña", informó la Audiencia Nacional de España.
AFP
01 septiembre 2017 11:9 Última actualización 01 septiembre 2017 11:10
Sospechosos, atentados, Barcelona

(Reuters)

MADRID.- El juez que instruye los atentados en Cataluña decidió mantener en prisión a los dos sospechosos detenidos, un marroquí de 28 años y un español de 20, a quienes podrían condenar a "pena de prisión permanente", indicó el magistrado.

El juez Fernando Andreu "ha confirmado la prisión provisional para Driss Oukabir y Mohamed Houli Chemlal por su presunta participación en los atentados de Cataluña" del 17 y 18 de agosto, que causaron 16 muertos, según un comunicado de la Audiencia Nacional, especializada en casos de terrorismo.

Oukabir, de 28 años, alquiló la furgoneta del atentado de Barcelona y su hermano Moussa, de 17, fue uno de los cinco jóvenes matados por la policía durante el atropello masivo perpetrado en la turística localidad de Cambrils, 120 kilómetros al sur de Barcelona.

Según el comunicado, Driss "era plenamente consciente de la radicalización yihadista sufrida por su hermano".

En su declaración ante el juez, Driss explicó que Moussa "había incrementado sus rezos, le recriminaba que no fuera solo con musulmanes" e incluso le comentó que "los musulmanes tenían que hacer la yihad, +la yihad que implica guerra+", indica el comunicado.

El magistrado lo considera "cooperador necesario" para los atentados al haber alquilado la furgoneta que sirvió para cometer el atropello masivo en Las Ramblas de Barcelona.

Aunque primero aseguró que su hermano le robó su documentación, ante el juez aseguró que lo había alquilado para un traslado de unos amigos de su hermano.

Según la Audiencia Nacional, se desplazó 100 kilómetros para alquilarla acompañado de dos miembros del "núcleo más duro", entre ellos el conductor de la furgoneta de Barcelona, Younes Abouyaakoub, matado el lunes 21 por la policía.

Mohamed Houli Chemlal, nacido en el enclave español de Melilla, al norte de Marruecos, también seguirá en prisión.

Herido en la explosión el 16 de agosto de una casa llena de explosivos a 200 km de Barcelona, reconoció que los miembros de la célula --inspirados por un imam marroquí-- preparaban ataques con furgonetas bomba de mayor envergadura contra monumentos en Cataluña.

Según el juez, los dos sospechosos, si son juzgados y condenados, podrían permanecer perpetuamente en prisión.

Otros dos detenidos inicialmente habían sido previamente puestos en libertad provisional.

Este viernes, las autoridades santiarias de la región señalaron también que solo quedan 17 personas hospitalizadas de los más de 120 heridos por los atentados y que ya ninguna de ellas está en estado crítico.