Mundo

Jerry Brown, gobernador de California, rechaza la militarización

Bienvenidas, tropas en el límite si ayudan a niños, afirmó el canciller José Antonio Meada durante el encuentro que sostuvo con Brown.
Roxana González
28 julio 2014 22:30 Última actualización 29 julio 2014 5:0
José Antonio Meade

Conferencia conjunta con el gobernador de California; Jerry Brown, el canciller José Antonio Meade. (Tomada de Twitter: @SRE_mx)

CIUDAD DE MÉXICO. El canciller José Antonio Meade dijo que por ningún motivo se podrá justificar el despliegue de la Guardia Nacional de Estados Unidos en la frontera entre Texas y México para enfrentar la llegada de miles de niños centroamericanos, aunque expresó que los soldados “serían bienvenidos” si ayudan a proteger la seguridad de los menores.

En conferencia con el gobernador demócrata de California, Jerry Brown, quien realiza una visita de trabajo a nuestro país, Meade recalcó que la falta de una reforma migratoria en EU deja a millones de personas en la indefinición y compromete la idea de una América del Norte integrada.

“Cuando de niños se trata nunca se podrá justificar la intervención de la fuerza militar, a menos que su presencia tuviera un objetivo humanitario para salvaguardar su integridad, en caso de asistencia médica o para apoyar logísticamente su transporte y minimizar los tiempos que tome el procesamiento, sería bienvenida”, mencionó.

Reconoció que hasta el momento México desconoce cuál será la misión de los mil guardias nacionales que el gobernador republicano de Texas, Rick Perry, pretende desplegar frente a nuestro país. En su turno, Brown, quien ha mostrado sus diferencias en torno a la inmigración con Perry, reconoció que no será sencillo despolitizar la crisis humanitaria que la llegada de más de 57 mil niños centroamericanos ha provocado en la Unión Americana y pidió la intervención de organizaciones no gubernamentales, como las iglesias, para ayudar a resolver el problema.

“Yo no apoyo la utilización de la Guardia Nacional y espero que dure poco, además debe tenerse toda la consideración posible al interés de los niños, es decir, lo que mejor convenga a los niños y no a los políticos; en California facilitaremos el paso en la frontera”, afirmó. Más tarde, Brown firmó con el gobierno federal un memorándum de entendimiento para trabajar en la construcción de capacidades, intercambio de recursos, información y tecnología. Además, alertó sobre el impacto que el cambio climático tendrá sobre la producción de alimentos, lo que impulsará la inmigración.