Mundo

Jefe de ejercito egipcio postularía a presidencia si el pueblo lo pide

01 febrero 2014 3:27 Última actualización 11 enero 2014 15:2

 [Abdel Fattah al Sisi es considerado como un hombre fuerte y capaz de dar estabilidad a Egipto. / Reuters] 


 
Reuters
 
El Cairo.- El jefe del Ejército egipcio, Abdel Fattah al Sisi, dio este sábado la señal más clara hasta ahora de su interés en convertirse en presidente, una posibilidad que regresaría el país a los tiempos en que el poder estaba en manos de militares.
 
Se espera ampliamente que Sisi compita por el cargo, pero el militar todavía no ha anunciado planes de participar en la carrera presidencial.
 
"Si yo compito, debe ser a solicitud de la gente y con un mandato de mi Ejército (...), trabajamos en una democracia", dijo Sisi durante un seminario del Ejército en El Cairo.
 
En julio, el Ejército de Sisi derrocó al primer líder elegido en democracia, el islamista Mohamed Mursi, luego de masivas protestas contra su Gobierno.
 
Los Hermanos Musulmanes, que apoyan a Mursi, acusan al Ejército de armar un golpe de Estado y frecuentemente han realizado protestas pidiendo la reinstalación de su Gobierno. A sus manifestaciones, las fuerzas de seguridad han respondido con una fuerte represión, arrestando a miles de sus miembros bajo acusaciones de violencia.
 
Egipto realizará un referendo para una nueva Constitución los días 14 y 15 de enero, un hito dentro del mapa de ruta que trazó el Ejército al derrocar a Mursi y que se espera despeje el camino para las elecciones presidenciales y parlamentarias.
 
Analistas y políticos afirman que es poco probable que Sisi anuncie planes de postular a la presidencia antes de que se complete el referendo.
 
 
"Responsabilidad nacional"
 
El referendo marcará la primera vez que los egipcios votan desde la elección de Mursi.
 
Sisi instó a los egipcios a asumir "la responsabilidad nacional y acudir con fuerza a votar en el referendo nacional para corregir la senda política y para construir un Estado democrático moderno", según fue citado el sábado por la agencia de prensa estatal MENA.
 
Hay pocas dudas de que Sisi ganaría las elecciones, con lo que se volvería a los tiempos en los que la presidencia era controlada por militares -un patrón interrumpido por la victoria de Mursi en 2012 y por su período de apenas un año en el cargo.
 
Sisi es considerado como un hombre fuerte y capaz de dar estabilidad a Egipto tras más de tres años de turbulencias. Hay canciones dedicadas a él y su rostro aparece en carteles en las calles de Egipto.
 
Pero aunque el militar cuenta con un respaldo amplio de los egipcios que no querían un Gobierno islamista, es rechazado por los seguidores de Mursi, que lo ven como el autor intelectual del golpe militar contra el primer presidente elegido democráticamente.