Mundo

Jefe anticorrupción en Brasil renuncia en medio de escándalo en Petrobras

Jorge Hage, contralor general de Brasil, dijo que su renuncia ya había sido enviada a Rousseff con anterioridad; el anuncio se da cuando los fiscales preparan las acusaciones por sobornos de 6 empresas a Petrobras para obtener contratos.
Reuters
08 diciembre 2014 13:29 Última actualización 08 diciembre 2014 13:36
PETROBRAS

(Archivo/Reuters)

BRASILIA. El contralor general de Brasil, Jorge Hage, a cargo de combatir la corrupción en el gobierno, anunció su renuncia en medio de un creciente escándalo centrado en la petrolera estatal Petrobras.

Hage explicó que le envió su renuncia a la presidenta Dilma Rousseff hace unos días.

"He cumplido con mi deber. He hecho mi contribución. Es momento de descansar", dijo el abogado de 76 años en una conferencia de prensa con motivo del Día Internacional Anticorrupción que se celebrará el martes próximo.

Este año, Hage se quejó que el presupuesto asignado a su departamento había sido recortado a tal punto que tenía problemas en pagar las cuentas de teléfono y electricidad, por lo que no era posible cubrir los gastos del seguimiento del mal uso de los fondos del Gobierno.

Su renuncia se produce en momentos en que fiscales se preparan para acusar a 11 ejecutivos de las seis mayores firmas brasileñas de ingeniería y construcción por supuestamente pagar miles de millones de dólares en sobornos para ganar contratos de Petrobras, la mayor compañía del país.

El contralor general abrió la semana pasada un caso contra ocho firmas de construcción que tienen contratos con Petrobras.

El proceso contra Camargo Correa SA, Engevix SA, Galvao Engenharia SA, IESA, Mendes Junior SA, Grupo OAS SA, Queiroz Galvao SA y UTC-Constran podría llevar a que las firmas no puedan firmar nuevos contratos con la petrolera, además de multas y otros castigos.

Los casos de corrupción se ciernen sobre Rousseff, reelecta recientemente por un estrecho margen, mientras se prepara para comenzar su segundo mandato el 1 de enero.

El dinero de los sobornos fue a dar a los arcas del Partido de los Trabajadores de Rousseff y sus aliados en el Congreso, según un ex director de Petrobras.

Sergio Moro, el juez que lleva adelante el caso de corrupción en Petrobras, pidió la semana pasada la investigación de contratos de otros proyectos públicos de infraestructura, citando evidencia de que los esquemas de soborno y cohecho se extendieron más allá de la gigante petrolera