Mundo

Jefa de la DEA renuncia en medio de escándalo sexual en la agencia

El secretario de Justicia de EU, Eric Holder, informó sobre la renuncia de Michele Leonhart como directora de la DEA, en medio de presiones por un escándalo sexual en el que se vieron involucrados agentes de la agencia.
AP
21 abril 2015 18:23 Última actualización 21 abril 2015 18:23
Michele Leonhart renunció a su puesto como jefa de la agencia antidrogas de Estados Unidos. (AP)

Michele Leonhart renunció a su puesto como jefa de la agencia antidrogas de Estados Unidos. (AP)

WASHINGTON.- La jefa de la DEA, Michele Leonhart, anunció el martes su retiro de la agencia antidrogas, informó el secretario de Justicia, Eric Holder, en un comunicado.

Durante su periodo al frente de la DEA, la dependencia fue responsable de varios casos notables, incluida su participación en la aprehensión de Joaquín "El Chapo" Guzmán, en México en 2014.

Leonhart había enfrentado creciente presión para renunciar por parte del Congreso, donde algunos pusieron en duda su capacidad tras un crítico reporte que detalla acusaciones de que agentes de la DEA asistieron a fiestas sexuales con prostitutas.


Holder dijo que Leonhart, una agente antinarcóticos de carrera que ha estado al frente de la agencia desde 2007 y es la segunda mujer en ocupar el puesto, dejará su cargo a mediados de mayo.

"Michele dirigió esta distinguida agencia con honor, y he estado orgulloso de considerarla mi socia en la labor de salvaguardar la seguridad nacional y de proteger a nuestros ciudadanos del crimen, la explotación y el abuso", dijo Holder. El secretario dio crédito a Leonhart por el desmantelamiento de violentas organizaciones narcotraficantes.

Leonhart había sido duramente criticada por su respuesta al reporte sobre la DEA, y un grupo de legisladores señaló en un comunicado que ella era "deplorablemente incapaz de cambiar" la cultura de la agencia.

El reporte recopiló acusaciones de que agentes antidrogas asistieron a fiestas sexuales con prostitutas, algunas de ellas pagadas por líderes de cárteles locales en un país extranjero. La DEA informó que los hechos sucedieron en Colombia.