Mundo

Jeb Bush promete en EU crecimiento de 4% y 19 millones de empleos 

Fustiga en Miami la política exterior de los demócratas hacia
La Habana e Israel; La abanderada demócrata lo supera en las encuestas por 51 a 43 por ciento. En las filas republicanas, está empatado con Marco Rubio.
Agencias
16 junio 2015 0:3 Última actualización 16 junio 2015 5:0
Jeb Bush y su esposa Columba, nacida en León, Guanajuato. (AP)

Jeb Bush y su esposa Columba, nacida en León, Guanajuato. (AP)

MIAMI.- Jeb Bush, exgobernador de Florida, anunció su candidatura a la nominación presidencial republicana para los comicios generales del próximo año, al asegurar que Estados Unidos “está en muy mal curso” y arremeter contra su probable rival demócrata, Hillary Clinton, lo mismo que contra las políticas económica y exterior de Barack Obama, sobre todo en cuanto al acercamiento con Cuba.

En el Miami-Dade College, el exmandatario estatal John Ellis Bush, de 62 años y tercero en su familia que busca llegar a la Casa Blanca luego de registrarse ante la Comisión Federal Electoral, fue interrumpido durante su discurso por activistas migratorios, a los que respondió que como jefe del Ejecutivo impulsará una “reforma migratoria significativa”. Al comenzar el mensaje, recordó que el país se encuentra a 17 meses de la cita en las urnas y la elección ya está tomando forma.

“El partido en la Casa Blanca planea una primaria sin suspenso, para una votación sin cambio. Para mantenerse en el poder. Para hundirse en la misma agenda con otro nombre”, fustigó. “Han ofrecido una agenda progresista que tiene de todo, menos progreso. Son responsables de la recuperación económica más lenta, de los mayores incrementos de la deuda, de un incremento masivo de impuestos a la clase media, del fortalecimiento sin pausa del Estado regulatorio y de la rápida e irracional reducción de un ejército que tomó generaciones construir”, enfatizó.

Bush, que es superado 51 a 43 por ciento por Clinton en las encuestas ––entre los republicanos está empatado en el primer puesto con el senador Marco Rubio––, subrayó que “la presidencia no debe pasar de un liberal al siguiente” y sostuvo que su meta será lograr un crecimiento de cuatro por ciento, que generará 19 millones de empleos. Aseveró que “con recursos norteamericanos e ingenio estadounidense, podemos finalmente alcanzar seguridad energética para esta nación, y con liderazgo presidencial podremos hacerlo en cinco años”.

En seguida, expresó que “con su politica exterior de teléfono, el equipo Obama-Clinton-Kerry está dejando un legado de crisis sin contener, de violencia sin respuesta y de amigos indefensos”, recalcando que “reconstruiré nuestras amistades vitales, lo que empieza con el valiente Estado democrático de Israel”. Añadió que en Cuba se habla de una posible visita de Obama, “pero no necesitamos que un turista glorificado vaya a La Habana en apoyo a una Cuba fracasada. Necesitamos un presidente que vaya en solidaridad con un pueblo cubano libre”.

Elogió a su esposa mexicana, a quien conoció en 1971 como Columba Garnica de Gallo, y añadió en su mensaje dos párrafos en español, para pedir: “Ayúdenos en tener una campaña que les da la bienvenida. Trabajen con nosotros por los valores que compartimos y para un gran futuro que es nuestro para construir para nosotros y nuestros hijos”.