Mundo

Japón revisa todas las vías posibles para liberar a rehenes

El portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, señaló que Japón estaba intentando contactar con los captores del periodista independiente Kenji Goto y de Haruna Yukawa; Ko Nakata, experto en derecho islámico y Kosuke Tsuneoka, un periodista que estuvo retenido en Afganistán, se ofrecieron como mediadores.
AP
22 enero 2015 7:8 Última actualización 22 enero 2015 7:8
Rehenes japoneses secuestrados por el Estado Islámico.

Rehenes japoneses secuestrados por el Estado Islámico. (Reuters)

TOKIO. Japón dijo que está considerando todas vías posibles para lograr la liberación de los dos rehenes en manos del grupo extremista Estado Islámico, mientras dos personas con contactos en la zona se ofrecieron para intentar negociar.

El grupo Estado Islámico dijo en un video publicado el pasado martes que matará a los dos rehenes en un plazo de 72 horas a menos que reciba un rescate de 200 millones de dólares. En base a la hora de emisión del video, el plazo terminaría el viernes.

El portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, señaló que Japón estaba intentando contactar con los captores del periodista independiente Kenji Goto, de 47 años, y de Haruna Yukawa, fundador de una empresa de seguridad privada, de 42.

Suga añadió que no se había recibido ningún mensaje de la milicia extremista desde la publicación del video.

Ko Nakata, experto en derecho islámico y ex profesor de la Universidad Doshisha de Kioto, dijo a periodistas que fue capaz de contactar con el grupo Estado Islámico.

Él y Kosuke Tsuneoka, un periodista japonés que estuvo retenido en Afganistán en 2010, se han ofrecido para contactar con los extremistas e intentar salvar a los rehenes.

"Setenta y dos horas es un plazo demasiado corto, y yo estoy preparado para negociar", dijo Nakata hablando en japonés y árabe.

Instó al grupo a no hacer daño a los rehenes, diciendo que liberarlos sería una buena acción que mejoraría su imagen.

Preguntado sobre si Japón consideraría la oferta de Tsuneoka y Nakata para interceder, Suga dijo que Tokio estaba "preparado para considerar todas las posibles vías para salvar a los dos rehenes".

No está claro si los dos civiles podrían contactar y negociar con Estados Islámico aunque viajen a Siria. Japón carece de representación diplomática en el país.