Mundo

Japón condena aparente ejecución de un rehén a manos del EI

Shinzo Abe, primer ministro japonés calificó el hecho como indignante y exigió la liberación del otro rehén japonés en manos del Estado Islmámico. 
Reuters
24 enero 2015 13:36 Última actualización 24 enero 2015 13:36
El primer ministro japonés, Shinzo Abe exigió en una conferencia la liberación del otro rehén japonés. (Reuters)

El primer ministro japonés, Shinzo Abe exigió en una conferencia la liberación del otro rehén japonés. (Reuters)

TOKIO.- Japón criticó con dureza el domingo una grabación de audio que anuncia la supuesta ejecución de un ciudadano japonés a manos de insurgentes del Estado Islámico y exigió la liberación inmediata de otro cautivo que apareció previamente en un video publicado en Internet.

La Casa Blanca dijo el sábado que su comunidad de inteligencia estaba trabajando la verificar la autenticidad de la grabación, que señala que el japonés Haruna Yukawa ha sido ejecutado.

El Estado Islámico, que ha capturado vastos sectores de los territorios de Siria e Irak, ha decapitado en el pasado a varios rehenes extranjeros y exhibido videos para mostrar las ejecuciones. Reuters no pudo confirmar de forma independiente el mensaje de audio.

"Este es un acto indignante e inaceptable de violencia", dijo el primer ministro, Shinzo Abe, a periodistas a su llegada a su oficina cuando ya era la madrugada del domingo.

"Exigimos enérgicamente la liberación inmediata" del otro cautivo, Kenji Goto.

Abe agregó que su Gobierno no escatimaría esfuerzos para garantizar la liberación del cautivo restante.

Varios ministros japoneses se reunirán para tratar la situación mientras el Gobierno recoge información, dijo a periodistas el jefe de Gabinete, Yoshihide Suga.

El Estado Islámico había fijado el viernes como plazo para que se pagaran 200 millones de dólares por la liberación Yukawa y Goto.

En la grabación del sábado aparentemente se escucha a Goto diciendo que Yukawa había sido ejecutado y que los militantes lo liberarían a cambio de la excarcelación de Sajida Rishwai, una iraquí retenida en Jordania que ha sido vinculada con un atentado frustrado organizado por Al Qaeda.