Italia vive una crisis institucional; fracasa la formación del nuevo gobierno
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Italia vive una crisis institucional; fracasa la formación del nuevo gobierno

COMPARTIR

···

Italia vive una crisis institucional; fracasa la formación del nuevo gobierno

El encargado de formar el gobierno italiano, Giuseppe Conte, renunció luego de su diferencia con el presidente sobre el próximo titular de Economía.

27/05/2018
Sergio Matarella se negó a aceptar como ministro de Economía a Paolo Savona.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Italia vive una crisis institucional sin precedente, luego de que el jurista Giuseppe Conte renunció al encargo de formar el nuevo gobierno, como se lo había pedido el Jefe de Estado, Sergio Matarella.

Esto, luego de la negativa de Mattarella de aceptar como ministro de Economía a Paolo Savona, quien es contrario al euro y a Alemania, lo que generó un estira y afloja con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga del Norte, quienes a toda costa querían imponer a Savona como titular de Economía.

“Yo debo firmar los decretos para el nombramiento de los ministros, asumiendo la responsabilidad institucional y en este caso el presidente de la República desarrolla un papel de garantía que no puede sufrir imposiciones”, agregó Mattarella.

El mandatario italiano dijo que facilitó el intento de formar el gobierno e incluso esperó los tiempos que le pedían el M5S y la Liga para consultar a sus bases, y que la decisión de no aceptar a Savona al frente del Ministerio de Economía no la tomó “ligeramente”.

La incertidumbre de nuestra posición en el euro ha alarmado a inversionistas italianos y extranjeros que han invertido en títulos y empresas. La prima de riesgo de la deuda aumenta y reduce la posibilidad de dirigir gasto al sector social. Esto quema recursos y ahorros de las empresas y representa riesgos para las familias y los ciudadanos italianos”, explicó el presidente a los medios.

Conte, un académico de 54 años, desconocido para la mayoría de los italianos y quien debía ser el “ejecutor” del programa de gobierno del M5S y de la Liga (los partidos más votados en las elecciones del 4 de marzo) aseguró haber hecho su máximo esfuerzo para llevar a buen puerto la encomienda de formar el gobierno que le fue dada cuatro días atrás.

Pero tras una reunión con Mattarella, confirmó que renunciaba a formar el ejecutivo y aseguró haber hecho el intento en un clima de colaboración con los exponentes de las fuerzas políticas.

Tras su declaración a los medios, Conte abandonó el Palacio del Quirinale, la sede de la presidencia, por una puerta secundaria, mientras Luigi Di Maio y Matteo Salvini, líderes de M5S y de la Liga criticaron a Mattarella.

“Para nosotros Italia es soberana, si quieren impedir la formación de un gobierno del cambio nos lo deben decir claramente. Estoy muy enojado”, escribió Di Maio en Facebook. Algunos medios informaron que el M5S evaluaba la posibilidad de pedir la destitución del presidente de la República, al tiempo que Salvini dijo que Italia no es una colonia de Alemania y llamó a convocar elecciones anticipadas.