Mundo

Italia, lista para una intervención contra
los islamistas libios

La ministra italiana de exteriores Roberta Pinotti, anunció que desplegarían más de 5 mil tropas bajo el mandato de la ONU; en tanto, aviones egipcios lanzaron dos oleadas de ataques sobre campos y arsenales de IS.
Agencias
16 febrero 2015 19:41 Última actualización 17 febrero 2015 5:0
Aviones egipcios atacaron campos y arsenales de IS. (Archivo/AP)

Aviones egipcios atacaron campos y arsenales de IS. (Archivo/AP)

Italia está lista para desplegar más de 5 mil soldados en Libia bajo mandato de Naciones Unidas para combatir al Estado Islámico (IS), “que ahora está a 350 kilómetros de nuestras costas”, aseguró la ministra de exteriores Roberta Pinotti, luego de que el asesinato de 21 trabajadores cristianos coptos egipcios en el país norafricano el domingo pusiera de manifiesto la dimensión del desafío que su crisis representa para Roma, que importa de ahí 21 por ciento de su petróleo y diez por ciento del gas natural, además de enfrentar una creciente ola de inmigrantes y refugiados que intentan atravesar el Mediterráneo.

Pinotti dijo que la posibilidad de una acción militar se ha discutido “por meses”, pero “ahora la necesidad de una intervención se ha hecho urgente” y el primer ministro, Matteo Renzi, la abordará esta semana con el Parlamento, si bien en una entrevista con la cadena TG5 el jefe de gobierno manifestó que “se requiere sabiduría, prudencia y sentido de la situación. No hay necesidad de saltar de la indiferencia total a la histeria y una reacción irracional”.

A cuatro años del derrocamiento del coronel Muamar Kadhafi en Trípoli por islamistas que recibieron apoyo aéreo de la Alianza Atlántica y tropas procedentes de Irak y Afganistán, “exportadas” por Arabia Saudí, Qatar y Turquía, Italia no sólo se halla ante el peligro de atentados de IS, que instaló en Libia campos de entrenamiento con el respaldo de facciones locales, sino también del flujo de inmigrantes de África y Oriente Medio que parten de sus costas al norte; el domingo, rescatistas detectaron varias embarcaciones con más de 2 mil personas que navegaban hacia la isla italiana de Lampedusa. 

IS está en la puerta. No hay tiempo que perder...

bombardeos
1
   

    

Los egipcios respondieron con un ataque a IS tras las decapitaciones. (AP)


Horas antes, la aviación egipcia atacó blancos de IS y sus aliados en Libia, en respuesta a la decapitación de los coptos capturados en Sirte en diciembre y enero.

Un vocero de las fuerzas armadas anunció los bombardeos en la radio estatal, en lo que representa la primera ocasión en que El Cairo reconoce incursiones en Libia, que en meses previos lanzó junto a Emiratos Árabes Unidos.

Explicó que los objetivos fueron depósitos de armas y campos de entrenamiento. “Lo que está ocurriendo en Libia es una amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, declaró el presidente Abdel Fatá el Sisi.

La fuerza aérea libia también atacó blancos de IS, que más tarde fueron azotados por una segunda oleada de cazas egipcios; en los últimos meses aumentó la actividad de rebeldes que juraron lealtad a IS en la península del Sinaí; para sus operaciones contrabandean armas a través de la porosa frontera entre Egipto y Libia.

El presidente galo, Francois Hollande, habló con El Sisi, para coincidir en que la situación “destaca la importancia de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y de que la comunidad internacional tome nuevas medidas”.

En tanto, la Corporación Nacional de Petróleo de Libia (NOC), principal firma pública del sector, advirtió que suspenderá la producción de todos sus yacimientos si el débil gobierno no impide el creciente número de ataques de las facciones que se disputan el poder. “Si continúan, lamentablemente NOC estará forzada a detener sus operaciones en todos los campos a fin de conservar la vida de sus empleados”, añadió en su página web.

El último atentado tuvo lugar el sábado, cuando una bomba estalló en un oleoducto que transporta crudo del mayor yacimiento, El Sarir, un día después de otros atentados en los yacimientos vecinos de Mabruk y Bahí. Nueve guardias murieron y tres trabajadores fueron secuestrados en Mabruk a principios de mes.

ALTAS RESERVAS

La violencia disminuyó la producción a 350 mil barriles diarios en enero, en comparación con los 1.6 millones que se alcanzaron hasta poco antes de la caída de Kadhafi en 2011.

Libia es socio de la OPEP y tiene las reservas probadas más altas de África, con 48 mil millones de barriles de crudo ligero dulce, de alta calidad.