Mundo

Israel responde con "castigo colectivo" a ataques palestinos

La Autoridad Palestina en la ONU exigió a la comunidad internacional reaccionar ante lo que llamaron: crímenes del Estado Hebreo contra el pueblo árabe.
Agencias
14 octubre 2015 21:47 Última actualización 15 octubre 2015 5:0
Militares israelíes colocan barricadas en Jerusalén. (AP)

Militares israelíes colocan barricadas en Jerusalén. (AP)

JERUSALÉN.- El gobierno de Israel cerró las principales calles de barrios palestinos en Jerusalén Oriental, donde instalaron puestos de control y comenzó a desplegar a sus soldados por el país para combatir la peor ola de violencia registrada en los últimos en años, mientras funcionarios de la Autoridad Palestina en la ONU exigieron a la comunidad internacional reaccionar ante lo que llamaron
"crímenes del Estado Hebreo contra el pueblo árabe".

En el más reciente incidente, un palestino intentó apuñalar a un policía paramilitar en una entrada hacia la Ciudad Vieja de Jerusalén y fue muerto a tiros.

Funcionarios palestinos criticaron las medidas de seguridad -la peor represión en el área de Jerusalén desde un levantamiento palestino, o “Intifada”, hace una década- y las calificaron como un “castigo colectivo”.

El gabinete de seguridad israelí autorizó las medidas en una sesión nocturna después que palestinos armados con cuchillos y una pistola mataron a tres israelíes e hirieron a varios otros el martes en el “Día de la Ira”.

Siete israelíes y 31 palestinos, incluyendo a atacantes, niños y manifestantes en violentas protestas antiisraelíes, han muerto en dos semanas de violencia.

Los incidentes se han debido en parte a que los palestinos están molestos por lo que consideran un aumento de la presencia judía en el complejo religioso Al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, una zona que tanto musulmanes como judíos consideran sagrada.

También hay una profunda frustración por los fracasos de años de esfuerzos de paz que acerquen a los palestinos a convertirse en un Estado y que frenen la construcción israelí de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

En una carta, el representante palestino ante las Naciones Unidas, Riyan Mansur, exigió al Consejo de Seguridad actuar para impedir las violaciones cometidas por Israel a la legislación internacional.

“No hay duda de que cada día la situación es peor”, señaló Mansur, quien advirtió que si Israel continúa con sus actos de agresión, castigo colectivo y terrorismo de Estado, el conflicto llegará a un punto en el que será imposible estabilizarlo.