Mundo

Israel responde a ataques con ofensiva aérea en Gaza

12 febrero 2014 5:26 Última actualización 03 abril 2013 10:9

 [Reuters] La violencia amenaza con romper la calma que ha prevalecido en la región durante más de 4 meses.


 
AP
 
 
Jerusalén.- Extremistas palestinos lanzaron varios cohetes contra el sur de Israel, y aviones israelíes atacaron blancos en la Franja de Gaza la madrugada del miércoles, en el mayor intercambio de fuego entre ambas partes desde que acordaron un cese del fuego en noviembre, con mediación internacional.
 
 
No se reportaron víctimas, pero la violencia amenaza con romper la calma que ha prevalecido durante más de cuatro meses. El nuevo ministro de Defensa de Israel, Moshe Yaalon, advirtió que el estado judío no se quedará quieto si los milicianos atacan el sur del país.
 
 
Las fuerzas armadas de Israel dijeron en un comunicado que sus aviones atacaron "dos extensos sitios terroristas" con "golpes certeros".
 
 
Las autoridades palestinas afirmaron que no hubo víctimas de ningún tipo en las operaciones aéreas y que tampoco hubo reportes de daños en el norte de Gaza, gobernada por el grupo Hamas.
 
 
Israel respondió al tercer ataque con cohetes sobre su territorio desde el cese al fuego de noviembre. Las fuerzas armadas informaron que milicianos de Gaza dispararon el martes al menos un cohete hacia el sur de Israel.
 
 
El ataque fue el primero desde los cohetes lanzados durante la visita del presidente Barack Obama a Israel hace 2 semanas.
 
 
Nadie se responsabilizó de inmediato de los cohetes disparados, pero Yaalon dijo que considera a Hamas responsable de cualquier ataque contra el Estado judío.
 
 
El lanzamiento de cohetes ha sido raro desde el cese al fuego de noviembre. Las fuerzas israelíes dijeron que durante ocho días de violencia en ese mes unos 1,500 cohetes fueron disparados a Israel. Seis israelíes murieron por los cohetes y varias decenas resultaron heridos. Los ataques aéreos de Israel causaron la muerte de 169 palestinos, muchos de ellos milicianos, y provocaron daños considerables.