Mundo

Israel mata a miembros de Hamás acusados de secuestrar a tres judíos

El gobernador de Hebrón, Kamel Hmeid, informó sobre la muerte de Marwan Kawasme y Amar Abu Aysha después de que el ejército israelí rodeara la casa donde se encontraban; Israel los señaló como los responsables del secuestro y muerte de los tres seminaristas judíos que detonó el conflicto de siete semanas.
Reuters
23 septiembre 2014 7:40 Última actualización 23 septiembre 2014 7:40
Etiquetas
Marwan Kawasme y Amar Abu Aysha

El ejército de Israel mató a los palestinos, Marwan Kawasme y Amar Abu Aysha, acusados de secuestrar y matar a tres jóvenes judíos. (Reuters)

HEBRÓN. Tropas israelíes mataron a dos palestinos que tendrían que ver con la muerte de tres jóvenes israelíes en la ocupada Cisjordania en junio, informó el ejército, un crimen que desató una guerra de siete semanas en Gaza.

Israel llevaba meses buscando a Marwan Kawasme y Amar Abu Aysha en la zona de Hebrón. Se les identificó como los hombres que apresaron y mataron a los tres adolescentes que hacían autostop el 12 de junio por la noche cerca de un asentamiento judío.

Residentes de Hebrón dijeron que soldados rodearon una casa en la ciudad antes del amanecer y afirmaron que escucharon disparos. El ejército dijo que fuerzas militares y policiales habían localizado en la vivienda a Kawasme y a Abu Aysha y que estaban tratando de arrestarlos, cuando comenzó un intercambio de disparos.

"Abrimos fuego, devolvieron el fuego y murieron en el intercambio", dijo el portavoz militar israelí teniente coronel Peter Lerner en una comunicación telefónica. "Tenemos confirmación visual de uno. Del segundo, no tenemos confirmación visual, pero la presunción es que murió".

El gobernador de Hebrón, Kamel Hmeid, dijo en la radio palestina que había dos muertos.

"Está claro ahora que los dos mártires, al Kawasme y Abu Aysha, fueron asesinados esta mañana durante una operación militar en el área de la Universidad de Hebrón. Condenamos este crimen, este asesinato, como un homicidio deliberado y premeditado", dijo el gobernador.

Kawasme y Abu Aysha estaban afiliados a Hamás, que inicialmente negó cualquier vínculo con el ataque contra los seminaristas israelíes. El mes pasado el grupo reconoció la responsabilidad, aunque sus líderes dijeron que no habían tenido conocimiento previo de que los hombres fueran a secuestrar a los estudiantes.

"Hamás alaba el papel de los mártires Abu Aysha y Kawasme en perseguir colonos israelíes y subrayamos que su asesinato no debilitará la resistencia", dijo el portavoz de Hamás Sami Abu Zuhri en Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió la operación: "Continuaremos luchando contra el terrorismo en todas partes", dijo al principio de una reunión de gabinete en Jerusalén. "Esta mañana el largo brazo de la justicia israelí los capturó".

Las fuerzas israelíes comenzaron a hacer barridos en Cisjordania, rodeando a cientos de supuestos miembros de Hamás en redadas casa por casa después de que los tres seminaristas judíos, Eyal Yifrach, de 19 años, y Gilad Shaer y Naftali Fraenkel, de 16, desaparecieron.

Sus cuerpos fueron encontrados el 30 de junio en un campo cerca de Hebrón.

Las muertes dieron inicio a un ciclo de violencia, donde la muerte en supuesta venganza del palestino Mohamed Abu Judair, de 16 años, en Jerusalén, inició enfrentamientos regulares entre el ejército israelí y los palestinos.