Mundo

Israel asegura que desmanteló célula local del Estado Islámico

Los acusados negaron los cargos de pertenecer a un grupo ilegal, de ayudar al terrorismo y de contactar a agentes extranjeros, afirmó un portavoz del Ministerio de Justicia después de que se alivió una orden de no hablar sobre el caso.
Reuters
18 enero 2015 14:21 Última actualización 18 enero 2015 14:26
El FBI hizo un llamado a la ciudadanía para identificar a un sujeto que aparece en un video del Estado Islámico. (Tomada del FBI.gov)

El FBI hizo un llamado a la ciudadanía para identificar a un sujeto que aparece en un video del Estado Islámico. (Tomada del FBI.gov)

JERUSALÉN.- Israel dijo que desmanteló la primera célula de Estado Islámico en el país, compuesta por siete ciudadanos árabes que serán acusados de planificar ataques en el Estado judío y de comunicarse con el grupo insurgente en Siria.

Los acusados, incluyendo a un abogado que se representaba a sí mismo en la corte, negaron los cargos de pertenecer a un grupo ilegal, de ayudar al terrorismo y de contactar a agentes extranjeros, afirmó un portavoz del Ministerio de Justicia después de que se alivió una orden de no hablar sobre el caso.

Aunque los miembros de la minoría de un 20 por ciento de árabes en Israel raramente recurren a la violencia armada, a muchos les irrita la autoridad estatal y a funcionarios de seguridad les preocupa que las doctrinas islamistas se estén arraigando.


Decenas de árabes israelíes y palestinos han viajado a Siria e Irak para unirse a grupos de insurgentes. La agencia de inteligencia interna israelí Shin Bet dijo el 4 de enero que había desmantelado una célula vinculada a Estado Islámico en la Cisjordania ocupada.

Los siete sospechosos árabes israelíes, de entre 22 y 40 años y provenientes de Galilea, en la región norte, fueron arrestados en noviembre y diciembre y dijeron a investigadores que habían realizado estudios islamistas radicales y que habían preparado armas y financiamiento para ataques, afirmó Shin Bet en un comunicado.

La agencia de inteligencia israelí agregó que uno de los acusados había tratado de salir de Israel en julio de 2014 para viajar a Siria, pero que había sido detenido por las autoridades en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv.

Shin Bet dijo el domingo que arrestó a un octavo ciudadano árabe de la región de Negev, en el sur, por sospechas de haberse unido a Estado Islámico mientras realizaba estudios médicos en Jordania.

Militantes de Estado Islámico capturaron grandes extensiones de territorio en Siria e Irak, además de recursos económicos, el año pasado, donde proclamaron un califato y aplicaron su propia interpretación radical del Islam.