Mundo

ISIS retoma control de zonas recuperadas por gobierno sirio

Las fuerzas de Damasco perdieron todos los territorios recuperados en la provincia de Raqqa desde el inicio de su ofensiva a principios de junio, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.
AP
21 junio 2016 6:30 Última actualización 21 junio 2016 6:31
Raqqa, Siria

(Archivo/Reuters)

BEIRUT.-  ISIS lanzó na contraofensiva en la provincia de Raqqa, en el norte de Siria, y retomó el control de amplias zonas reconquistadas recientemente por fuerzas gubernamentales.

Las fuerzas de Damasco perdieron todos los territorios recuperados en la provincia desde el inicio de su ofensiva a principios de junio, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

La agencia de noticias Aamaq, vinculada a la milicia radical, publicó un video que mostró a extremistas al mando del campo petrolero de Thawra mientras aviones realizaban ataques cerca.

El periodista sirio Eyad al-Hosain, infiltrado con el ejército, escribió en su perfil de Facebook que incluso aunque las fuerzas especiales "se retiren durante horas, regresarán".

La capital de la provincia, también llamada Raqqa, es la capital de facto del califato proclamado por ISIS.

AUTO BOMBA EN FRONTERA CON JORDANIA DEJA SEIS MUERTOS

Seis personas fallecieron y otras 14 resultaron heridas por el estallido de un auto bomba en la frontera del país con Siria, informó el ejército de Jordania, un incidente que planteó nuevas dudas sobre la estabilidad del reino prooccidental.

El ataque tuvo lugar en torno a las 05:30 de la madrugada del martes (hora local) cerca de un asentamiento improvisado donde hay decenas de miles de refugiados sirios varados a la espera de poder entrar a Jordania, agregó el ejército.

El campamento, conocido como Ruqban, es uno de los dos asentamientos surgidos en torno a la barrera terrestre, o berma, que señala la frontera entre las dos naciones en una zona desértica remota.

Un auto con explosivos trampa estalló en la berma, "matando e hiriendo a varios guardias fronterizos", dijo el ejército en un comunicado.

Otros vehículos "hostiles" fueron destruidos, apuntó sin ofrecer más detalles.

Ningún grupo insurgente se atribuyó de inmediato la autoría del ataque.