Mundo

ISIS planea ola de ataques en Francia, advierte jefe de seguridad nacional

El director de la agencia de inteligencia francesa DGSI dijo a legisladores que ISIS tenía los reclutas para poner en marcha los nuevos ataques, incluyendo unos 645 ciudadanos franceses o residentes que actualmente están en Siria o Irak, de los cuales 400 eran combatientes.
Reuters
19 mayo 2016 8:7 Última actualización 19 mayo 2016 8:8
Bandera Francesa

(Foto: Bloomberg/Archivo)

PARÍS.- Militantes del grupo yihadista ISIS están preparando una ola de ataques con bombas contra grandes multitudes en Francia, que será anfitrión de la Eurocopa de fútbol a partir del próximo mes, dijo el jefe de espionaje del país.

Los inusuales comentarios de Patrick Calvar, director de la agencia de inteligencia francesa DGSI, a la comisión de Defensa del Parlamento describieron "una nueva forma de ataques... caracterizados por colocar artefactos explosivos en lugares donde hay grandes multitudes y por la repetición de este tipo de acción para crear un clima de máximo pánico".

"Está claro que Francia es el más amenazado y sabemos que Daesh (ISIS) está planeando nuevos ataques", dijo Calvar a la comisión el 10 de mayo, según la transcripción de su testimonio conocido por la prensa este jueves.

Los comentarios llegan seis meses después de que militantes mataran a 130 personas en ataques coordinados en cafeterías, bares, un estadio de fútbol y una sala de conciertos en París.

Calvar dijo que el grupo militante tenía los reclutas para poner en marcha los nuevos ataques, incluyendo unos 645 ciudadanos franceses o residentes que actualmente están en Siria o Irak, de los cuales 400 eran combatientes.

La Eurocopa 2016 comienza el 10 de junio y se extiende por un mes en 10 estadios de toda Francia. Se espera que alrededor de 2.5 millones de espectadores asistan a los 51 partidos del torneo de 24 selecciones. Habrá también zonas para observar entre los partidos en pantallas gigantes en las principales ciudades.

La Policía de Francia amplió el número de efectivos después de dos ataques de militantes islamistas ocurridos el año pasado y por protestas callejeras.

Sin embargo, el Gobierno aseguró que todas las medidas están dispuestas para asegurar el normal desarrollo de las actividades en el país. "No vamos a bajar la guardia", dijo el primer ministro Manuel Valls a la emisora RTL cuando se le preguntó sobre los comentarios de Calvar.