Mundo

Irán y potencias fracasan sobre acuerdo de reactor nuclear 

Tras no alcanzar un punto en común, las partes involucradas dijeron que volverán a reunirse en abril para tratar el nivel de uranio en Irán y su reactor de agua pesada de Arak, que Occidente ve como una posible fuente de plutonio para bombas.
Reuters
19 marzo 2014 13:45 Última actualización 19 marzo 2014 13:45
Etiquetas
 [Bloomberg] Obama y Myung-bak coincidieron en el "altamente provocativo" ensayo nuclear de Corea del Norte. 

[Bloomberg] Obama y Myung-bak coincidieron en el "altamente provocativo" ensayo nuclear de Corea del Norte.

VIENA. Irán y las potencias mundiales no alcanzaron un acuerdo el miércoles sobre el futuro de un reactor nuclear iraní que podría producir plutonio para bombas, pero la máxima autoridad de la diplomacia europea describió el encuentro como "sustancial y útil" y dijo que las partes volverán a reunirse en abril.

La reunión en Viena fue la segunda de una serie de encuentros que seis países -Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Francia y Gran Bretaña- esperan que genere un acuerdo sobre el alcance del programa nuclear de Irán, que garantice que sólo esté orientado a fines pacíficos y deje atrás el riesgo de una guerra en Oriente Medio.

Esta semana, las partes intentaron limar sus posiciones en dos de los temas más espinosos: el nivel de uranio enriquecido en Irán y su reactor de agua pesada de Arak, que Occidente ve como una posible fuente de plutonio para bombas.

Las partes no parecieron alcanzar un acuerdo y sólo dijeron que volverán a reunirse del 7 al 9 de abril, también en la capital austriaca.

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán expresó optimismo de que se pueda cumplir con la fecha límite del 20 de julio para un acuerdo final.

El objetivo es superar la desconfianza mutua y que Irán le asegure a Occidente que no podrá producir bombas atómicas. A cambio, la república islámica recibirá un alivio total de las sanciones que han afectado su economía.

El país miembro de la OPEP niega que su programa de energía atómica, al que califica como civil, sea una fachada para desarrollar los medios para fabricar armas nucleares, pero sus restricciones a inspecciones de la ONU y a inteligencia occidental a investigación relevante sobre bombas ha generado preocupación.

"Hemos tenido discusiones sustanciales y útiles, que cubrieron un grupo de temas, incluyendo el enriquecimiento, el reactor de Arak, la cooperación nuclear civil y las sanciones", dijo la encargada de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, a periodistas después de una sesión de dos días.

Un diplomático occidental advirtió que el propósito de la actual ronda de negociaciones no era alcanzar un acuerdo final.

Irán y las potencias buscan sellar un acuerdo permanente para fines de julio, cuando su pacto interino del 24 de noviembre expire y necesite ser extendido, lo que complica la diplomacia.

Javad Zarif se manifestó optimista sobre las conversaciones: "En esta etapa estamos tratando de obtener una idea (...) de los temas que están involucrados y cómo cada parte ve varios aspectos de este problema".
Consultado sobre si esperaba que la fecha límite de las negociaciones se cumpla, el canciller respondió: "Sí, lo creo (...) soy optimista sobre el 20 de julio".