Mundo

Irán rechaza nexos con plan terrorista en Canadá

12 febrero 2014 4:51 Última actualización 23 abril 2013 9:30

 [Reuters] El portavoz del ministerio del Exterior de Irán describió las afirmaciones canadienses como parte de las políticas hostiles contra Teherán. 


AP
 
 
Tehrán, Irán.- Teherán rechazó el martes cualquier implicación en un plan terrorista que según las autoridades canadienses era dirigido por agentes de Al Qaeda en Irán y buscaba descarrilar un tren de pasajeros.
 
 
Las autoridades canadienses afirman que los sospechosos Chiheb Esseghaier, de 30 años, y Raed Jaser, de 35, recibían "órdenes y orientaciones" de miembros de Al Qaeda aunque no indicaron que el plan tuviera financiación iraní.
 
 
Se cree que Esseghaier es de Túnez y Jaser de los Emiratos Arabes Unidos.
 
 
Algunos miembros de al Qaeda recibieron autorización para permanecer en Irán después de que huyeran de Afganistán, pero Teherán mantiene un estricto control sobre ellos.
 
 
Durante años han sido complicadas en diversos aspectos las relaciones entre Irán, predominantemente chií, y al Qaida, encabezado por suníes.
 
 
Irán era un fuerte opositor del Talibán, que albergaba a Osama bin Laden y otros grupos antes de la invasión que encabezó Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Muchos dirigentes de al Qaeda también ven a los musulmanes chiíes con suspicacia y hostilidad.
 
 
El portavoz del ministerio del Exterior de Irán, Ramin Mehmanparast, dijo a la prensa que "no hay evidencia firme" de ninguna implicación iraní en tanto que grupos como al Qaida "no tienen compatibilidad con Irán en los campos político ni ideológico".
 
 
"Nos oponemos a cualquier acción terrorista y de violencia que pueda poner en peligro la vida de personas inocentes", dijo Mehmanparast.
 
 
El portavoz describió las afirmaciones canadienses como parte de las políticas hostiles contra Teherán y acusó a Canadá de ayudar indirectamente a al Qaida al recabar apoyo occidental para los rebeldes sirios.
 
 
Algunas facciones islámicas extremistas, que han anunciado su lealtad a al Qaeda, se han sumado a las fuerzas que buscan derrocar al régimen de Basha al-Assad, uno de los principales aliados de Irán en la región.
 
 
"La misma corriente (de al Qaeda) está matando personas en Siria al tiempo que tiene el apoyo de Canadá", agregó.
 
 
El ministro del Exterior iraní Alí Akbar Salehi se refirió a las afirmaciones de las autoridades canadienses como "las palabras falsas más ridículas".