Mundo

Irán niega tener fuerzas en Siria para apoyar al gobierno

12 febrero 2014 4:23 Última actualización 24 mayo 2013 13:10

   [Reuters] Un funcionario de Irán señaló que sólo son acusaciones para provocar a los habitantes sirios.   


 

Reuters

Irán negó el viernes tener fuerzas en Siria apoyando al ejército del presidente Bashar al-Assad, un día después de que un grupo de países partidario de los rebeldes que luchan por derrocar al Gobierno exigiera a Teherán retirar a sus combatientes del territorio sirio.

"Los verdaderos enemigos de Siria hacen estas acusaciones para provocar a los habitantes de este país", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araqchi, citado por la televisión estatal iraní.

En una reunión realizada el jueves en Jordania, la agrupación Amigos de Siria, formada por gobiernos occidentales y árabes, llamó al inmediato retiro de Siria de cazas iraníes y guerrilleros libaneses de Hezbollah.

"En respuesta a una pregunta sobre las acusaciones de que las fuerzas iraníes y de Hezbollah están presentes en Siria, Abbas Araqchi dijo que las fuerzas iraníes nunca han estado y no están presentes en Siria", indicó el informe de la televisión estatal.

Irán, un país musulmán chií, es el más cercano aliado de Assad y ha proporcionado dinero, armas, inteligencia y entrenamiento a sus fuerzas para combatir una revuelta liderada por la mayoría musulmana suní, en la que más de 80,000 personas han muerto en dos años de combates.

Rusia y Estados Unidos están tratando de organizar una conferencia internacional de paz para poner fin a la guerra. Moscú ha dicho que Irán debería asistir a la cita, pero las reservas que existen en Occidente sobre el papel jugado por Teherán durante el conflicto amenazan con arruinar la cumbre.

Irán ha hecho llamados para que se realicen elecciones y reformas en Siria, pero no acepta la destitución de Assad, argumentando que una solución a la crisis no puede ser impuesta desde fuera. Teherán también ha acusado a las naciones occidentales y árabes de apoyar a grupos de oposición armados.

Los analistas dicen que si Irán pierde a Siria como aliado se debilitaría la capacidad de Teherán de amenazar a su enemigo Israel a través de Hezbollah.