Mundo

Irán busca convencer a naciones del Golfo Pérsico sobre bondades de acuerdo nuclear

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán comenzó el recorrido de un día y tres países en Kuwait. Luego tiene previsto seguir la ruta a Qatar e Irak.
Reuters
26 julio 2015 9:16 Última actualización 26 julio 2015 9:21
Irán

(AP)

DUBÁI.-  El ministro de Relaciones Exteriores de Irán comenzó el  una gira por el Golfo Pérsico, en un intento por defender un acuerdo nuclear visto por algunos estados árabes como una proclamación de un mayor apoyo iraní a grupos armados y gobiernos que se oponen a las monarquías hereditarias.

A la mayoría de los estados árabes de la región les preocupa que el acuerdo alcanzado el 14 de julio con las potencias mundiales disminuya la tensión entre Teherán y Washington, permitiendo a la república islámica aumentar el apoyo a sus aliados de Oriente Medio enfrentados con los países del Golfo.

El ministro Mohammad Javad Zarif comenzó el recorrido de un día y tres países en Kuwait. Luego tiene previsto seguir la ruta a Qatar e Irak.


En Kuwait, Zarif hizo un llamado a las naciones del Golfo Pérsico a unirse para confrontar al extremismo.

"Cualquier amenaza a un país es una amenaza a todos (...) Ningún país podrá resolver problemas regionales sin la ayuda de otros", declaró en una rueda de prensa.

En tanto, el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán para Arabia y África, Hossein Amir-Abdollahian, y que acompaña Zarif, dijo que el objetivo de esta visita era "fortalecer los lazos y desarrollar la cooperación en todos los campos" con los vecinos de Teherán.

"La lucha contra el extremismo y la violencia, así como el fortalecimiento de los lazos regionales, son una necesidad fundamental para lograr el desarrollo sostenible y la seguridad en la región", dijo Amir-Abdollahian al canal estatal iraní de noticias.

La mayoría de los países árabes del Golfo gobernados por musulmanes suníes han acusado por largo tiempo a Irán de interferir en los asuntos de la región, argumentando que proporciona apoyo financiero a movimientos políticos en países como Bahréin, Yemen y Líbano.

Irán, gobernado por musulmanes chíies, niega las interferencias pero dice que el acuerdo nuclear no cambiará su política en la región.