Mundo

Investigadores hallan restos de explosivos en el avión de EgyptAir

La comisión investigadora egipcia anunció que encontró trazas de explosivos en los restos de algunas víctimas y envió los hallazgos a los fiscales. El vuelo MS804 cayó en el Mediterráneo en mayo pasado y murieron las 66 personas que iban a bordo.
Reuters
15 diciembre 2016 11:40 Última actualización 15 diciembre 2016 13:28
ME EgyptAir (Especial)

ME EgyptAir (Especial)

EL CAIRO/PARÍS.- Los investigadores del siniestro del vuelo MS804 de Egyptair, que se estrelló en mayo cuando cubría la ruta entre París y El Cairo, anunciaron que hallaron rastros de explosivos en los restos de las víctimas de la tragedia.

El avión Airbus A320 de la aerolínea egipcia cayó en una de las zonas más profundas del mar Mediterráneo el 19 de mayo, muriendo las 66 personas que viajaban a bordo.

La comisión investigadora egipcia hizo público un comunicado en el que aseguró que el forense encontró trazas de explosivos en los restos de algunas víctimas. No dio más detalles, pero dijo que sus hallazgos fueron enviados a los fiscales que investigan el suceso.

"La comisión técnica investigadora (...) se pone a sí misma y a su experiencia a disposición de los fiscales", señaló.

Una fuente judicial indicó que la fiscalía no ha recibido aún los detalles sobre los restos de explosivos, aunque incluiría los hallazgos del forense en sus pesquisas.

Una fuente egipcia conocedora de la situación dijo que Egipto informó meses atrás a Francia sobre sus avances, pero que los investigadores galos pidieron más tiempo para estudiarlos. "Por eso se tardó tanto en hacer el anuncio", comentó la fuente, que pidió permanecer en el anonimato.

El diario francés Le Figaro reportó en septiembre que los investigadores de su país detectaron trazas de TNT en los restos del avión, pero se les impidió seguir examinándolos. Funcionarios egipcios negaron en su momento haber obstruido los procedimientos.

París ha insinuado su frustración por el ritmo de la investigación, pero no ha criticado de forma abierta a El Cairo, país con el que comparte unas relaciones en general positivas y al que ha vendido cazas de combate Rafale.