Mundo

Inversionistas anticipan arreglo en crisis de EU

10 febrero 2014 4:24 Última actualización 08 octubre 2013 5:2

 [Muestran cautela mientras siguen negociaciones / Bloomberg]


 
 

 
 Clara Zepeda
  
 Pese a que la falta de avances en el abismo fiscal de Estados Unidos sembró elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, que los hizo caer este lunes, son pocos los inversionistas que prevén que no se vaya a alcanzar finalmente un acuerdo entre demócratas y republicanos.
  
 De acuerdo con Alan Macías, operador titular de DerFin, Consultoría Financiera, los mercados financieros mundiales están totalmente a la espera y prefieren mantenerse neutrales, ya sea que no están entrando al mercado o mantienen sus mismas posiciones.
  
 “La volatilidad va en aumento, eso es un hecho, pues los temas políticos son un foco rojo, en específico, el tema fiscal estadounidense es bastante complejo. No obstante, los inversionistas creen que Estados Unidos, siendo la primera economía del mundo, no va a caer en default, ya que se produciría un riesgo sistemático; dañaría el crecimiento económico de México, su principal socio comercial, de Europa, de Asia y de todo el mundo”.
  
 Añade que las negociaciones constituyen un tema estratégico de los legisladores estadounidenses y que va haber forcejeos por el “Obamacare”, “pero se llegará a una resolución la siguiente semana, no necesariamente esta”.
  
 Bajo este contexto, el principal indicador del mercado local, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), cayó 1.12 por ciento y alcanzó los 40 mil 451.16 enteros.
  
 A pesar de que durante octubre, el índice accionario no ha mostrado una tendencia definida, se espera que el mismo se coloque por debajo de los 40 mil puntos en las próximas sesiones de continuar la falta de acuerdos en las cámaras del Congreso de Estados Unidos, pronosticó Banco Base.
  
 El Dow Jones retrocedió 0.90 por ciento, hasta las 14 mil 936.20 unidades y el S&P 500 lo hizo en 0.85 por ciento, hasta los mil 676.12 puntos.
  
 El dólar se intercambió en 13.1160 pesos, lo que representó una baja para la moneda mexicana de 3.6 centavos.
  
 El Senado, listo para incrementar la deuda 
 
El Senado de Estados Unidos votaría esta semana un proyecto de ley para incrementar el endeudamiento federal, adelantaron fuentes legislativas al diario The Washington Post, mientras el presidente Barack Obama mantuvo su presión sobre la Cámara de Representantes para terminar el cierre parcial del gobierno, en la víspera de la primera semana de parálisis por el desacuerdo con los republicanos en torno al presupuesto.
 
 
El plan del demócrata Harry Reid, líder del Senado, detallaron, es un voto “limpio” para aumentar el techo de la deuda sin condiciones, a medida que se acerca el plazo fatídico del 17 de octubre para que EU incurra en una moratoria de efecto potencialmente devastador. Reid confía en reunir los sufragios suficientes, al menos 60 de los cien que componen la Cámara alta, y derrotar un eventual intento de bloqueo de la minoría republicana.
 
 
Según el recuento de otro demócrata, Dick Durbin, el proyecto “limpio” tendría asegurados los 54 votos de su bancada, por lo que aún requeriría de seis opositores para impedir una maniobra “filibustera”. No obstante, sin consenso, su destino sería estrellarse ante la mayoría republicana en la Cámara baja.
 
Emergencias
 
Durante una visita a la Agencia de Manejo de Emergencias aquí, Obama emplazó a John Boehner, líder de la Cámara baja, para convocar a una votación y probar que no hay sufragios suficientes para sacar adelante el presupuesto. “Haga una votación, convóquela ahora mismo y veamos que ocurre”, subrayó al tiempo que Charlie Dent, diputado republicano moderado, externaba que sí existe el apoyo necesario para aprobar una resolución contínua, es decir, la misma iniciativa que ya pasó el Senado.
 
 
Gene Sperling, titular del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, dijo que Obama estaría dispuesto a aceptar un aumento temporal de la deuda, por dos o tres semanas.
 
Según una nueva encuesta difundida por ABC-TWP, siete de cada diez estadounidenses reprueba la forma en que los republicanos han procedido, aunque 51 por ciento tampoco respalda la táctica de Obama.
 
 Con información de Agencias.