Mundo

Instalarán torres de vigilancia en Arizona

12 febrero 2014 4:49 Última actualización 18 abril 2013 8:20

 [Reuters] El objetivo es redoblar el combate contra los cruces ilegales y el tráfico de drogas. 


 Agencias
 
WASHINGTON, DC.- Más de 50 torres para tareas de vigilancia serán instaladas este año en la frontera de Arizona con México, como parte de los esfuerzos para detener los flujos de migrantes ilegales, informaron fuentes oficiales.
 
 
Además, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) mejorará su sistema de vigilancia remota a lo largo de la frontera de Texas.
 
 
Así lo dio a conocer ante legisladores el comisionado interino de la CBP, Kevin McAllenan, quien aseguró que esta tarea de vigilancia está enfocada a redoblar el combate contra los cruces ilegales y el tráfico de drogas.
 
 
Al comparecer ante un panel del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, McAllenan también informó que serán instalados 49 equipos móviles para inspección de vehículos. "De manera adicional también vamos a incorporar otras tecnologías que incluyen sistemas para detectar aviones que vuelan a baja altura y de rastreo marítimo", dijo el funcionario.
 
 
Asimismo, la Novena Corte Federal de Apelaciones, con sede en San Francisco, resolvió que los presos indocumentados no pueden ser detenidos de forma indefinida y deberán tener una audiencia en seis meses de su arresto.
 
 
El panel de 3 jueces confirmó la orden de un tribunal menor que requiere al gobierno federal ofrecer audiencias a migrantes encarcelados en el sur de California, desde donde se presentó una demanda por grupos defensores de derechos civiles.
 
 
Los beneficiados de esas audiencias incluyen a los migrantes detenidos por ingresar de forma ilegal al país y a los que tienen antecedentes criminales, apuntó.
 
 
La decisión surgió de una demanda colectiva en nombre de cientos de migrantes en el sur de California que han sido mantenidos presos por el gobierno federal durante más de 6 meses.
 
 
En tanto, nuevos desacuerdos parecen ensombrecer el camino para lograr una reforma migratoria en Estados Unidos al conocerse la oposición de un grupo de senadores que buscan estancar el proceso.
 
 
Seis líderes republicanos del Senado advirtieron que sería contraproducente precipitarse con una reforma migratoria negociada "a puerta cerrada" y que sólo represente a "intereses especiales", pidiendo transparencia en el debate.
 
 
En una carta enviada a líderes demócratas y republicanos de la Cámara alta, incluida la 'banda de los ocho' senadores de ambos partidos que elaboran la reforma migratoria, así como al presidente del Comité Judicial, el demócrata Patrick Leahy, los senadores republicanos Jeff Sessions, Charles Grassley, John Cornyn, Orrin Hatch, Michael S. Lee y Ted Cruz pidieron enmiendas al texto que entrará a debate en el Congreso.
 
 
Audiencias públicas
 
 
Exigieron además un "proceso abierto" que incluya audiencias en las que participen los ciudadanos.
 
 
Dijeron que apresurar la aprobación de una "amnistía" para los indocumentados sin el debido escrutinio "violaría los principios fundamentales de nuestra república democrática".
 
 
Frank Sharry, líder del grupo prorreforma America's Voice, aseveró que la verdadera intención de los 6 senadores republicanos es "frenar la reforma migratoria".