Mundo

Inmigrantes ven esperanza en discurso de Obama 

Inmigrantes y activistas se reunieron en diversas partes de california a ver el discurso de Barack Obama sobre inmigración; las personas reflejaron emotividad y alegría tras conocer que millones de ilegales podrán permanecer en los Estados Unidos bajo ciertas condiciones.
AP
20 noviembre 2014 22:8 Última actualización 20 noviembre 2014 22:18
Inmigración EU

Residentes de Central Valley escuchan el discurso del presidente Obama sobre inmigración en un centro comunitario en Fresno, California. (AP)

Inmigrantes y activistas se reunieron en diversas partes de California para ver el anuncio del jueves del presidente Barack Obama sobre las medidas que protegerán a millones de ser deportados.

"Este es un gran día para los trabajadores agrícolas", dijo Jesús Zúñiga, de 40 años, quien ha trabajado cosechando jitomates en Central Valley durante 14 años sin la debida documentación, y quien ha regresado a México para visitar a sus familiares sólo en una ocasión debido a los muchos riesgos que eso conlleva. "Vale la pena el dolor y el sacrificio".

María Pérez, de 41 años, dice que vive legalmente en el país, pero que se preocupa por sus sobrinas, de 16 y 18 años, cuya condición migratoria es irregular. Tras el discurso del presidente, la mujer tiene esperanzas de que sus sobrinas puedan alcanzar sus sueños.

"Van a tener una oportunidad de ser lo que quieren ser y de recibir una educación", dijo Pérez, quien trabajó en el campo y ahora estudia para recibir su equivalencia de secundaria.

Aquellos que han estado en el país de manera ilegal más de cinco años pero tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes pueden recibir exención de deportación durante tres años y obtener permisos de trabajo después de aprobar revisiones de antecedentes penales y pagar algunos derechos.

El organismo independiente Migration Policy Institute calcula que casi 1.6 millones de personas en California serán protegidas de la deportación, comparados con cinco millones a nivel nacional.

El gobernador de Los Ángeles, Jerry Brown, dijo en un comunicado que Obama "salió a defender a las familias trabajadoras de Estados Unidos" ante el estancamiento en Washington, pero exhortó al Congreso a "terminar el trabajo" con la aprobación de una reforma migratoria.

Por otro lado el alcalde de Escondido, Sam Abed, dijo que no vería el discurso de Obama.

"Este presidente le ha fallado al país. Le ha fallado a la ley", dijo. "Es abuso de poder. Esto debería ser hecho por el Congreso".