Mundo

Inmigrantes realizan aportación neta a salud

12 febrero 2014 4:34 Última actualización 30 mayo 2013 9:7

[Reuters]  En ese año generaron un excedente por 13,800 mdd. 


 
Agencias

 
 
Poner barreras a la llegada de extranjeros perjudicará el sistema de salud de Estados Unidos, porque los inmigrantes lo subvencionan en gran medida, al superar con sus impuestos el gasto que suponen en cuidado médico, asegura un informe difundido por la Universidad de Harvard y el Hunter College.
 
En 2009 inmigrantes sin y con papeles, además de naturalizados, contribuyeron con 33, 100 millones de dólares al fideicomiso de Medicare:
  sólo supusieron un gasto de 19, 300 millones en atención médica,generando así un excedente de 13, 800 millones, asegura el estudio.De ese total, unos 10,000 millones de dólares provinieron de inmigrantes que no son ciudadanos estadounidenses.
 
Medicare es el sistema federal de seguro médico para gente mayor de 65 años o gente más joven con incapacidades. Los autores del estudio aseguran que los inmigrantes no exprimen el sistema de salud, sino que al revés, contribuyen sustancialmente a financiar Medicare con los impuestos que pagan trabajando. Los ciudadanos estadounidenses, sin embargo, generaron un déficit de más de 30,000 millones en 2009: contribuyeron al sistema con 192, 000 millones de dólares, pero representaron un gasto de 223, 000 millones de dólares.
 
"El estudio debería generar escepticismo hacia la presuncióm que tenemos de que los inmigrantes exprimen los recursos públicos. Esa suposición ha sido usada para reclamar límites más estrictos a la inmigración y negar acceso al cuidado médico ofrecido por programas financiados por el gobierno", señaló Leah Zallman, una de las autoras.
 
Los inmigrantes ponen más del dinero que sacan porque la gran mayoría trabaja y es joven, con un porcentaje menor de gente de avanzada edad, destaca el reporte. Muchos inmigrantes, además, no son elegibles para beneficiarse de Medicare.
 
Los extranjeros con estatus legal contribuyen con el aporte que hacen a través de sus nóminas, mientras que los inmigrantes que están en la Unión Americana ilegalmente lo hacen usando un número de Seguridad Social falso o pagando sus impuestos a través de un número de identificación fiscal.
 
Impacto
 
Mientras tanto, analistas difirieron sobre el impacto económico de la posible legalización de unos 11 millones de inmigrantes indocumentados que analiza el Congreso de EU.
 
Steve Camarota, director de investigación del Centro de Estudios de Inmigración, indicó que los migrantes, que en general tienen un bajo nivel educativo, tienden a ganar menos y pagar menos impuestos en comparación con personas con mayores estudios.
 
En un foro organizado por el Centro de Políticas Bipartidistas, Camarota advirtió que la legalización puede impactar negativamente en los salarios, así como en la competencia por los trabajos, tomando en cuenta el desempleo entre los estadounidenses.
 
Robert Rector, analista de la Fundación Heritage, señaló que el sistema de seguridad social, que incluye beneficios médicos y de pensiones como el Seguro Social y Medicare, asiste a los estadounidenses, pero sus costos podrían subir si se agrega a los inmigrantes.