Mundo

Inmigrantes mexicanos, como espectadores en las elecciones de EU

Los inmigrantes mexicanos a pesar de no poder votar por no ser ciudadanos estadounidenses,  hacen un llamado dentro de sus comunidades con la esperanza de ser tomados en cuenta por los electores. 
AP
05 noviembre 2016 12:12 Última actualización 05 noviembre 2016 12:41
La deportación: la mayor preocupación de 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos.

La deportación: la mayor preocupación de 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos. (Foto: AP)

Nunca hubo duda de que las hijas estadounidenses de Juana Álvarez —de 18 y 20 años— participarían en la elección presidencial de este año. Álvarez —quien vino a Estados Unidos de adolescente y vive en el país de manera ilegal— hizo cuanto pudo para asegurarse de eso.

"Tenía dos personas que quería inscribir y las inscribí", dijo la mexicana de 39 años a través de un traductor.

Álvarez es limpiadora de cuartos y vive en Brooklyn, Nueva York.

Para Álvarez y los otros cerca de 11 millones de inmigrantes que como ella viven en Estados Unidos sin autorización, esta es elección potencialmente crucial. El candidato republicano a la presidencia Donald Trump promete deportaciones masivas y levantar un muro en la frontera, mientras que su rival demócrata Hillary Clinton promete apoyar una reforma migratoria y proteger las órdenes ejecutivas del presidente Barack Obama en favor de inmigrantes.

El día de la elección, estos inmigrantes seguirán los resultados como espectadores, mientras su futuro está en manos de los votantes. Según la constitución estadounidense, los únicos que pueden votar son los ciudadanos.

Trump ha dicho que teme un fraude electoral o que los inmigrantes sin autorización vayan a votar. De manera general, ha dicho que todos los inmigrantes deben de cumplir con la ley.

Álvarez y otros inmigrantes como ella dicen que han estado participando en los esfuerzos para animar a votantes a salir a votar, pese a que no son ciudadanos.

En lugares como Nueva York, California, Arizona y Virginia, ellos han estado tocando puertas y haciendo llamadas telefónicas, inscribiendo a votantes, exhortándolos a que vayan a votar, y contándoles historias con la esperanza de que tengan en mente a los inmigrantes al momento de sufragar.

"Para mí, es importante que quienes pueden votar salgan de las sombras y hagan escuchar sus voces", dijo Álvarez.

Isabel Medina, de 43 años, quien vive en Estados Unidos sin autorización desde hace 20 años y tiene tres hijos, dos de ellos nacidos en este país, ha trabajado haciendo llamadas a ciudadanos y ha participado en campañas para inscribir votantes, asegurándose que, "aunque ellos están frustrados, desalentados, se den cuenta de que esto realmente es importante, que se den cuenta del poder que tienen en sus manos".

Medina, quien vive en Los Ángeles, dijo que siempre enfatizaba la necesidad de votar por todas las contiendas, no solo la presidencial, y la importancia de tomar parte en referendos y propuestas locales y estatales.

Aunque estos inmigrantes no pueden votar, el trabajo que están haciendo para promover el voto marca una diferencia, dijo la mexicana Karina Ruiz, de 32 años, de Phoenix, quien vino a Estados Unidos de manera ilegal a la edad de 15 años y ahora es directora ejecutiva interina de Arizona Dream Act Coalition, una organización defensora de los inmigrantes que ha estado promoviendo el voto hispano.

"Esto está teniendo efecto porque las personas que no votarían de otra manera, cuando escuchan mi historia y escuchan que su voto sí cuenta y marca una diferencia, se animan a participar y ser mi voz", dijo Ruiz, quien tiene un permiso de trabajo y está exenta de deportación bajo la orden ejecutiva de Obama. Esta orden ejecutiva podría ser cancelada por cualquier presidente en el futuro.

"Pienso: Si pudiera, solo emitiría un voto", dijo, pero "si puedo influir en 50 a 60 personas para que salgan a votar, esa es mi voz multiplicada un montón de veces".

En cuanto a lo que pasará después del 8 de noviembre, Medina dijo que "la incertidumbre, se siente. No sé qué es lo que va a pasar". No quiere asustar a sus hijos estadounidenses por la posibilidad de que ella y su esposo terminen deportados. "Sí, estoy preocupada".

Todas las notas MUNDO
Malasia presentará cargos contra dos mujeres por asesinato de Kim Jong-nam
"Dreamer" responderá en español a discurso de Trump en el Congreso
Senado de EU confirma a Wilbur Ross como secretario de Comercio
Trump analiza plan del Pentágono para luchar contra ISIS
George W. Bush critica los ataques de Trump contra la prensa
Trump propone aumento de 54 mil mdd en presupuesto militar
EU dice decreto de Trump no socavará acuerdos de transferencias de datos con UE
OMS urge a hallar nuevos antibióticos para 12 'superbacterias'
Asesinato de Kim Jong- nam fue organizado por ministerios norcoreanos: Corea del Sur
UE endurece sanciones a Corea del Norte tras prueba nuclear
Beijing envía a diplomático de alto rango ante Trump
Ellos son los que han salido del equipo de Trump... hasta ahora
Neoyorquinos marchan para apoyar a la prensa en EU
Trump no asistirá a cena de corresponsales en la Casa Blanca
Bilden retira candidatura para secretario de Marina de EU
Presupuesto de Trump no contempla recortes a beneficios: Mnuchin
EU prohíbe el ingreso de un sirio nominado al Oscar
Prostitución, la vida de los niños inmigrantes en Serbia
Conservadores y socialdemócratas empatados en elecciones en Alemania
Incendio en China deja 10 muertos
Un auto arremete contra peatones en Alemania
Tom Perez, nuevo líder de los demócratas en EU
La fiesta más antigua de Río entra en su apogeo
New York Times emitirá comercial contra el veto a periodistas
Congresista de EU pide fiscal especial para investigar a Rusia