Mundo

Inmigrante mexicana aspira a alcaldía de ciudad de Florida

12 febrero 2014 4:39 Última actualización 12 mayo 2013 12:2

[Doralfamily.com]  Sandra Ruiz nació en Tijuana, y su esfuerzo de superación como inmigrante la han llevado al cargo de concejal de la ciudad de Doral. 



Notimex

Miami.- Sandra Ruiz nació en Tijuana, México, y su esfuerzo de superación como inmigrante la han llevado al cargo de concejal de la ciudad de Doral en el condado de Miami-Dade y ahora su aspiración es llegar a ser su alcalde.
 
"Ser alcalde es algo que no descartaría, para mí sería un honor pues he servido y conozco esta comunidad... ahora apoyo a la alcaldía y aunque no estoy de acuerdo en algunas cosas, siempre ese cuerpo se respeta", dijo Ruiz a Notimex en un receso de su ajetreada agenda.

Indicó que quiere ser vista como un ejemplo de lo que los inmigrantes latinos pueden llegar a ser en este país, cuando se les da una oportunidad, como a ella de conseguir un estatus migratorio legal y su ciudadanía.

Cuando apenas tenía un año, Ruiz fue llevada de Tijuana a San Diego, California, por sus padres.

Su madre Socorro (de Manzanillo, Colima) y su padre Silvano (de Tijuana, Baja California) vinieron a Estados Unidos en busca de oportunidades de trabajo y del bienestar para su familia.

"Eran tiempos distintos. En la década de los sesenta no había tanta persecución de inmigrantes, mi vida en San Diego fue buena", recuerda la inmigrante en un perfecto español.

"El cambio que hay ahora lo veo bastante injusto, en las demoras para tramitar papeles y en el trato que se le da al indocumentado, lo ven como si fuera un terrorista", señaló la concejal.

Graduada en letras del Southwestern College, Ruiz, quien llegó a Miami hace 26 años siguiendo a su esposo, un inmigrante colombiano, ha sido elegida concejal de Doral en cuatro ocasiones desde 2003, y es apenas la segunda mexicana en un cargo público en la historia de Florida.

El primero fue Arturo Deleón, un campesino de Texas, que nació en Nuevo León, y que se convirtió en concejal de Florida City en 1976, al pertenecer a un grupo de defensa de los derechos civiles.

En opinión de Ruiz, el país atraviesa por uno de los momentos cruciales de su historia en cuanto a la comunidad inmigrante con el tema de la reforma migratoria que se discute en el Congreso.

"La reforma es muy positiva, veo al presidente Barack Obama firme a tomar una decisión sobre ella y al Partido Republicano apoyándola porque que se han dado cuenta de que necesitan el voto hispano y los hispanos apoyan la reforma", apuntó la funcionaria.

"Políticamente los republicanos están planificando su estrategia para las próximas presidenciales y también para las elecciones del estado de Florida, como vimos con el senador de Florida, Marco Rubio. Yo creo que los republicanos sí van a apoyar la reforma migratoria", agregó.

El congresista Rubio es miembro clave de uno de los dos grupos bipartidistas en el Congreso que diseñan una reforma migratoria.

El anteproyecto del Senado plantea una espera de 10 años para solicitar residencia permanente.

En opinión de Ruiz, el país se beneficiará con una reforma migratoria porque legalizará a personas que ya están trabajando y aportando a la economía del país y al mismo tiempo les dará cierta paz a las comunidades.

"Va a haber un poco de paz a nivel social entre las comunidades, ya cuando una familia no tenga que vivir bajo el terror y la amenaza de ser deportada", apuntó.

"Recordemos que estos inmigrantes aportan mucho a la economía, muchas veces más que lo que realmente están utilizando", subrayó.

La reforma migratoria que actualmente se debate en el Congreso daría un estatus legal a cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven en el país.