Mundo

Inicia la venta del "viagra femenino"

La farmacéutica Sprout inició la venta en Estados Unidos de Addyi, el medicamento diseñado para estimular el deseo sexual en las mujeres que padecen el Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo. 
Notimex
17 octubre 2015 12:14 Última actualización 17 octubre 2015 12:14
Addyi

Addyi. (AP)

El medicamento flibanserin, comercializado como Addyi por la farmacéutica Sprout y a ser prescrito a mujeres premenopáusicas que padecen Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo (HSDD), puede ser comprado desde hoy en Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó en agosto pasado la comercialización y uso del llamado “viagra femenino” o “píldora rosa”, diseñada para estimular el deseo sexual en las mujeres.

El medicamento está disponible a partir de este sábado aún cuando la compañía farmacéutica no tiene autorización para anunciarlo directamente a los consumidores durante los primeros 18 meses, a fin de evitar un posible abuso en su utilización.

Sin embargo, el medicamento no parecía ser aún de amplia circulación. Una empleada de las farmacia CVS, una de las más grandes de Estados Unidos, dijo a Notimex que la píldora Addyi no se encontraba aún en su inventario.

Consultada si se trataba de una situación a nivel nacional, la empleada indicó que sólo se podía verificar existencia en farmacias locales con una receta médica personal.

Críticos del medicamento han señalado que Addyi cambia el balance de neurotransmisores en el cerebro como la dopamina y la serotonina, a diferencia de Viagra que tiene un efecto meramente físico en el flujo sanguíneo genital masculino.

Algunos especialistas han señalado que el HSDD no es un padecimiento susceptible de tratamiento médico y han subrayado que la baja en una rango normal de la libido en las mujeres se ha convertido de manera artificial en una enfermedad.

Los opositores han advertido sobre la peligrosidad de los efectos secundarios reportados incluyendo baja en la presión sanguínea, náuseas, desmayos, mareos y somnolencia.

En tanto, quienes favorece su uso, señalan que la aprobación de la agencia llega 17 años tarde en comparación con la autorización del uso del medicamento prescrito para aliviar la disfunción sexual masculina.

Aun se desconoce si el medicamento será cubierto por las compañías de seguros médicos.

Cindy Whitehead, directora de la farmacéutica basada en Raleigh, Carolina del Norte señaló su expectativa porque el producto sea cubierto con un pago por parte de las pacientes de entre 30 y 75 dólares mensuales, similar al medicamento recetado para el tratamiento de la disfunción eréctil en los hombres.