Mundo

Inicia juicio contra sospechoso de atentado del Maratón de Boston

Dzhokhar Tsaranev es acusado de 30 cargos criminales, entre ellos el asesinato de un guardia de la universidad del Tecnológico de Massachusetts, además del ataque en el evento de Boston; de ser encontrado culpable, sería sentenciado a pena de muerte o a cadena perpetua.
Notimex
05 enero 2015 12:30 Última actualización 05 enero 2015 13:0
Inicia juicio contra sospechoso de atentado del Maraton de Boston

Dzhokhar Tsarnaev es acusado de ejecutar, junto con su hermano, el atentado durante el maratón de Boston de 2013. (Reuters)

NUEVA YORK. Este lunes inició el juicio contra Dzhokhar Tsaranev, sospechoso junto con su hermano de haber ejecutado el ataque con bombas en el Maratón de Boston, que en abril de 2013 causó tres muertos y más de 260 heridos.

Tsarnaev, de 21 años de edad, enfrenta 30 cargos criminales, que incluyen, además del ataque en el Maratón de Boston, el asesinato de un guardia de la universidad del Tecnológico de Massachusetts, abatido durante el intento de escape del sospechoso y de su hermano.

De ser encontrado culpable de los cargos, Tsarnaev podría ser condenado a pena de muerte o por lo menos una cadena perpetua en prisión. El otro sospechoso, su hermano Tamerlan, fue abatido por la policía en su intento de escape, días después del atentado.

El juicio, que se lleva a cabo en la ciudad de Boston, inició con la selección del jurado de entre unas tres mil personas. En una primera fase, se espera que unas mil 200 personas llenen los cuestionarios que determinarán quienes podrían ser elegibles para ser parte del jurado.

El proceso legal es precedido por el juez George O'Toole, quien este lunes programó las primeras declaraciones para el próximo 26 de enero, en un juicio que podría extenderse unos cinco meses, de acuerdo con expertos judiciales.

Tsarnaev fue arrestado dentro de un bote que usó como guarida, cuatro días después del ataque, el 15 de abril de 2013, luego de una búsqueda sin precedente que requirió la movilización de miles de policías y que la ciudad de Boston quedara unas horas prácticamente paralizada.