Mundo

Inicia juicio a periodistas por divulgar documentos del Vaticano

En la primera audiencia estuvieron presentes los dos periodistas italianos, además de los otros imputados: el sacerdote español Lucio Angel Vallejo Balda, su exasistente Nicola Maio y la publirelacionista, Francesca Chaouqui.
Notimex
24 noviembre 2015 11:19 Última actualización 24 noviembre 2015 11:20
Tribunal Vaticano

Los cinco podrían ser sentenciados a entre cuatro y ocho años de prisión en un juicio, conocido como Vatileaks 2. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. La primera audiencia del juicio contra los periodistas Emiliano Fittipaldi, Gianluigi Nuzzi y otras tres personas acusadas de entregarles documentos confidenciales -que después publicaron en dos libros- inició hoy ante el Tribunal de Estado de la Ciudad del Vaticano.

En un comunicado, la oficina de prensa vaticana informó que en la audiencia estuvieron presentes los dos periodistas, además de los otros imputados: el sacerdote español Lucio Angel Vallejo Balda, su exasistente Nicola Maio y la publirelacionista, Francesca Chaouqui.

Los tres últimos son acusados de “asociación criminal organizada” por haber sustraído "documentos sobre intereses fundamentales" para el Vaticano y la Iglesia católica, mientras que los periodistas son imputados por haberlos divulgado en dos libros.

Los cinco podrían ser sentenciados a entre cuatro y ocho años de prisión en un juicio (conocido como Vatileaks 2) que de acuerdo con organismos internacionales atenta contra la libertad de prensa.

Según el Vaticano, en la audiencia de este martes los acusados estuvieron acompañados por sus respectivos abogados: Emanuela Bellardini de Vallejo Balda (de oficio); Agnese Camilli de Chaouqui (de oficio); Rita Claudia Baffioni de Nicola Maio (de oficio); Lucía Musso de Emiliano Fittipaldi, propio y Roberto Palombi de Gianluigi Nuzzi, propio.

No estaba presente sin embargo, el representante de la parte lesa, es decir la Santa Sede, dijo el comunicado.

Indicó que el Tribunal rechazó dos excepciones preliminares presentadas por la abogada Bellardini sobre el calendario para la presentación de las pruebas de defensa, y por la abogada Musso sobre la nulidad de la citación a juicio de su defendido por falta de precisión en los presuntos delitos.

El promotor de Justicia, en la persona de Roberto Zannotti, respondió a la segunda objeción.

Argumentó que no se pretende conculcar la libertad de prensa, pero que el acusado está llamado a responder de su conducta en la actividad llevada a cabo para conseguir las informaciones y los documentos publicados “como está indicado en el cargo imputado”.

El Tribunal, presidido por Giuseppe Della Torre, después de una reunión en cámara de consejo rechazó las dos excepciones y convocó, el lunes 30 de noviembre a las 09:30 horas locales, la próxima audiencia que comenzará con el interrogatorio de los acusados.

Se prevén varias audiencias durante esa semana, dijo el comunicado.

La defensa de Vallejo Balda, Chaouqui y Maio ha argumentado que al divulgar algunos de los escándalos y trapos sucios del Vaticano querían ayudar al Papa Francisco en su tarea de limpieza.

Los libros “Via Crucis”, de Nuzzi y “Avarizia”, de Fittipaldi, publican documentos de una comisión (COSEA) que el Papa creó poco después de ser elegido en 2013, para que hiciera un diagnóstico de la situación económico-financiera del Estado pontifício.