Mundo

Indonesia niega evidencia de terrorismo en caída de avión de AirAsia

Tras escuchar la grabación completa de la grabadora que iba en el vuelo QZ8501 de AirAsia, el Comité Nacional de Seguridad del Transporte "no encontró amenazas" que indicaran irregularidades vinculadas a un acto de terrorismo durante el vuelo QZ8501 de AirAsia.
Reuters
19 enero 2015 6:47 Última actualización 19 enero 2015 6:50
AirAsia

Las autoridades descartaron sonidos de disparos o explosiones, con lo que eliminaron la posibilidad de un acto terrorista. (Reuters)

YAKARTA. Investigadores indonesios dijeron que no han encontrado evidencias de terrorismo hasta ahora en la caída de un avión de pasajeros de AirAsia el mes pasado, en la que murieron las 162 personas que iban a bordo.

Andreas Hananto declaró que su equipo de 10 investigadores en el Comité Nacional de Seguridad del Transporte "no encontró amenazas" en las grabaciones de voz de la cabina que indicaran irregularidades vinculadas a un acto de terrorismo durante el vuelo QZ8501 de AirAsia.

El avión Airbus A320-200 desapareció de las pantallas de radar el 28 de diciembre, cuando había recorrido menos de la mitad de su viaje de dos horas desde Surabaya, la segunda mayor ciudad de Indonesia, a Singapur. El avión cayó en el Mar de Java y no hubo sobrevivientes.

Al ser consultado si había alguna evidencia a partir de las grabaciones que apunte a un acto terrorista, Hananto dijo: "No. Porque de ser así, habría habido una amenaza de algún tipo".

"En esa situación crítica, la grabación indica que el piloto estaba atareado con el manejo del avión", explicó.

Investigadores dijeron que oyeron a la grabación completa, pero que transcribieron sólo cerca de la mitad. El equipo espera terminar de transcribir la grabación esta semana, sostuvo Hananto.

"No escuchamos ninguna voz de otras personas más que de los pilotos", sostuvo Nurcahyo Utomo, otro investigador.

"No oímos ningún sonido de disparos o explosiones. Por el momento, basados en eso, podemos eliminar la posibilidad de terrorismo", agregó.

Utomo dijo que los investigadores podían oír "casi todo" en la grabación a partir de una de las dos "cajas negras" del avión. La otra corresponde a la grabadora de datos de vuelo y ambas fueron recuperadas de los restos en el fondo del Mar de Java.

Sin embargo, declinó a entregar detalles sobre lo que se dijo durante los últimos momentos del vuelo, citando a la ley indonesia.

Autoridades del país afirmaron que el mal clima probablemente jugó un papel en el desastre.

Según Hananto, la evidencia también mostró que era improbable que se hubiera producido una explosión antes de que el avión se estrellara, en contraposición con una teoría sugerida la semana pasada por un funcionario de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

Los minutos finales del vuelo de AirAsia estuvieron llenos de "sonidos de máquinas y sonidos de alertas" que deben filtrarse para obtener una transcripción completa de lo que se dijo en la cabina, sostuvo Hananto, que ha sido investigador de seguridad aérea desde 2009.

Los investigadores esperan terminar un reporte preliminar sobre el desastre a comienzos de la próxima semana. La elaboración del informe completo podría tomar hasta un año.